lunes, 29 de abril de 2019




ANTES DEL SÍ QUIERO

Ante la profusión de casos de amigas que me cuentan que este sitio está lleno de ligones de guante azul, he pensado que a lo mejor se podrían establecer una serie de criterios para aceptar o no la solicitud de amistad de un desconocido. Lo digo porque lidiar luego con el casanova no solo es una pérdida de tiempo sino que además nos puede generar mal karma. Y así, dicen, salen arrugas a cascoporro.

1. No aceptes sin más. Y menos si no hay foto. Aunque haya contactos comunes. Hay quien dice que sí a todo y luego pasa lo que pasa. Demuestra que tienes personalidad.

2. Asegúrate de que no es uno de esos viudos extranjeros. Se guipa al primer vistazo. Si lo es bloquéalo. O son spam o lo que quieren es instalarse en tu casa por la jeta (ojo porque de estos también los hay entre los otros grupos, pero lo de los marines viudos canta mucho más).

3. Echa un ojo al muro del individuo y comprueba si utiliza las haches, las uves y las bés como es debido. Tal vez te parezca una tontería pero alguien que escribe bien es porque lee. Y alguien que lee no suele considerar a la mujer como un objeto.

4. En caso de que pase correctamente el examen ortográfico, vete hasta la pestaña de “amigos” y ábrela. Si hay más tías que tíos mal. Y si las tías tienen fotos de perfil en plan saldillo del Play Boy peor aún. Y ya ni te cuento si en el estado civil pone “divorciado”.

5. Una vez te hayas asegurado de que sus contactos son más o menos normalitos, no está de más echar un ojo a sus publicaciones para saber a qué atenerte, o sea temas de política, racismo y eso... y sobre todo, fíjate si publica de forma compulsiva. Y si insulta. Que esto está llenito de psicópatas y lo mismo das con uno y luego tienes un disgusto de los gordos.

6. Y finalmente, y si piensas que no es un buitre leonado de los que confunden el feisbu con el tinder, acepta. Y entonces vuelve a mirar las publicaciones, que lo mismo tiene el acceso restringido y una vez que estás entre sus contactos te das cuenta de que en el muro no hay más que fotos de tías en pelotas. En ese caso ya sabes; lo borras y a otra cosa. Lo mismo si, justo a continuación de aceptarlo te llega el mensaje de “Hola guapa” (con hache y sin w digamos que es un plus pero no cuela) seguido de “¿Tienes novio?” y remachado con “¿Me puedes dar tu teléfono para whatsappear?” o incluso una foto de su polla erecta. Es mejor no molestarse en contestar, a no ser que te apetezca reírte un poco siguiéndole el juego para luego darle un corte que ni la katana de Hattori Hanzo. Que no estará bien pero oye... alguno se lo gana a pulso.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

Nota de la autora: También resulta muy disuasoria, como respuesta a la primera insinuación, la pregunta: “¿Te gusta leer?”

domingo, 28 de abril de 2019




ALAS DE MARIPOSA

Mi mundo es pequeño:
se alimenta de luz 
y cabe entre las alas de una mariposa.

No entiende
de las grandes cuestiones
de salones con suelos de mármol.

Pero llora,
no obstante,

al presenciar la guerra,
la injusticia...

la muerte de los árboles.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

sábado, 27 de abril de 2019




LA NIÑA DEL CUADERNO

Había muchos más retratos infantiles. Muchos más y muchísimo más sobrecogedores, como los de esas niñas endomingadas que habían perdido el contacto con sus familias y miraban a la cámara desde la profundidad de sus ojos sin luz. Y además, para cuando llegué hasta esa sala ya habían desfilado ante mis ojos decenas de imágenes que describían el cómo y el porqué de los éxodos que se produjeron en los cinco continentes hace más de una década. Ya había podido imaginar muertas a no pocas de las personas que forman esa galería; ya había visto muchas de aquellas interminables filas de gentes con los pies desnudos; ya me había parecido sentir el hedor de los campamentos de refugiados: ya había experimentado la repulsión con que los habitantes de un pueblo africano miraban morir de cólera a un hombre sin osar acercarse; ya me había estremecido ante la inhumana magnitud de las modernas metrópolis asiáticas en donde lujo y miseria casi pueden rozarse. Ya había contemplado, una vez más, esas imágenes que la tele nos vomita cada día aunque, como en este caso, fueran en gran formato, plasmadas de una forma magistral y disponiendo del tiempo suficiente como para observarlas detenidamente.

Pero fue ella la que me atrapó. En esa sala enorme llena de retratos de herederos de la pobreza, fue esta chiquilla la que me estremeció hasta el llanto, que no es lo mismo que la lágrima. Porque, según el propio autor explica, esto no son imágenes robadas, sino fotos en las que los menores eligieron cómo querían ser representados. Y esta pequeña de vestido inmaculado quiso ser retratada con su cuaderno y su bolígrafo. Y al verla ahí, sentada en el pupitre, mirándome de frente, se me ocurrió que, cuando ya nos lo han arrebatado todo, solo puede salvarnos aquello que nos diferencia de los animales.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
“Hija de campesinos sin tierra”
Sebastiao Salgado
Perteneciente a la exposición “Éxodos”

viernes, 26 de abril de 2019




Convivo con el polvo:

Me recibe a la vuelta del trabajo

las motitas alegres que se elevan al ritmo de la puerta 

Lo miro
silencioso
su presencia constante en mi paisaje doméstico

adornando los muebles y el parquet.

A veces
cuando muevo los objetos
se quedan dibujados los contornos de los mismos
sobre la superficie

y observo
divertida
sin osar apoyar un dedo en el lugar...

Hasta que al fin un día
sale la cenicienta que me habita desde la tierna infancia
y me voy a buscar una bayeta y justo entonces

¡zas!

La idea inoportuna

el tentador mensaje para salir a tomar una cerveza

y me olvido del polvo y la bayeta

que seguirán ahí
(seguro)
una vez que la idea sea texto
o que regrese a casa
después de la cerveza

amnésica perdida.


#‎SafeCreative‬ Mina Cb

miércoles, 24 de abril de 2019




LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS


Ya sé que me repito mucho con esto de los grupos de whatsapp pero es que son un filón inagotable. Y además, ahora que ya se han ido los de los capirotes y los bombos pues de algo tengo que quejarme.



Y es que esto de los grupos en un sinvivir. Para empezar, sigue sin existir la opción de impedir que te metan en uno sin pedirte permiso (que también estaría bien imposibilitar la entrada de mensajes de determinados números sin bloquearlos, que eso canta mucho... yo ahí lo dejo, por si entre mis lectores hay un programador) porque luego lo de salirte es un marrón, que se entera todo el mundo y se lían a mandarte privados pidiendo explicaciones. Y a veces pasa que es por un tema personal y agradeces que se preocupen, pero otras es simplemente que estás hasta el molondro y a ver cómo lo explicas. Hay quien manda un mensaje de aviso en plan fue bonito mientras duró pero todo tiene su fin, otros pillan un cabreo monumental y se dan de baja en plena trifulca para dejar clara su postura y que no les incordien con privados, y los más avispados lo hacen en mitad de una de esas lluvias de mensajes cortos que preceden a cualquier convocatoria, léase mañanaalasdiezquedamosenelpuentepairahacerfooting. Y entre okeys, vales, de acuerdos y deditos para arriba, se desliza un 666666666 ha abandonado el grupo. Y como muchas veces, y a no ser que sean amigos de los de toda la vida, no tienes a todos los miembros entre tus contactos, ni sabes quién se ha ido. Y eso, insisto, si llegas a leer la notificación, que acaba diluida en ese largo bosque de aserciones.

Claro que luego pasa lo que pasa: que sales del trabajo y ves: 287 mensajes sin leer. Y coges el móvil y empiezas a mirar el grupo de madres del colegio y venga okeys, vales y deditos... y no haces ni puñetero caso y a la semana siguiente tienes que rapar a la niña al cero porque no para de rascarse. Y entonces relees los 287 mensajes y ves que, entre okeys, soflamas políticas, fotos, mensajes tipo Mister Wonderfull, deditos, copia-pegas y resultados de deberes, una de las barritas dice: 

“Hay piojos en la clase”.

Y tú pensando que la culpa era del perro.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

sábado, 20 de abril de 2019




BOMBOS Y COHETES

El vivir en lo viejo mola un huevo
porque lo tienes todo muy a mano
y no pasas calor en el verano
ni hay tanto tráfico como en lo nuevo.

Ves turistas paseando, reflexivos,
admirando fachadas y balcones
y así puedes, no en pocas ocasiones
practicar el francés con los nativos.

O frecuentar, en noches estivales
las terrazas de bares con encanto
donde se unen la música y el canto
hasta que llegan los municipales.

Nos defiende del sol y el cierzo frío
la muralla de sus fachadas recias
y puede parecer hasta Venecia
en el invierno, cuando sale el río.

Pero hay temporaditas algo duras
como cuando (y un año más insisto)
coincide la pasión de Jesucristo
con los fastos que exaltan las verduras.

Y entre los de lo verde y sus cohetes
y los procesionales con sus bombos
mi barrio es un auténtico quilombo
que no para de dar por el ojete.

Tanto que me he impregnado del ambiente
y me voy a plantar con un bazooka
en en balcón, haciéndome la loca
para ver si se calla ya esa gente.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

jueves, 18 de abril de 2019




LA VOLUNTAD DE DIOS

Me dio, y lo manifesté anteayer desde esta ventanita, una pena enorme lo de Notre Dame. Lloré ante las imágenes de la aguja desplomándose y lamenté, aun no siendo creyente, que el fuego estuviera devorando parte de un edificio tan hermoso.
También lloré hace ya algún tiempo cuando París se estremeció la noche en que un grupo de vándalos sembraron el terror, enloquecidos y armados, en el corazón de una cuidad a la que amo. Lloré más aquel día, lo confieso, imaginando la angustia de las personas que, encerradas en una sala de conciertos que alguien que conozco había visitado varias veces, asistieron a una masacre nunca vista en tiempos de paz y en tierras europeas. Lloré desde lo más profundo de mi corazón porque sentí que en lugar de París podría haber sido cualquier otro lugar del mundo. Porque no eran piedras sino personas. Y porque no era un accidente, sino un asesinato en masa. Porque una panda de locos habían decidido armarse hasta los dientes y desperdigarse por el centro de una cuidad que disfruta la noche para matar indiscriminadamente y porque sí. Lloré porque me duelen la sinrazón y la injusticia. Si es que puede haber una razón que justifique un acto como ese.

Pero, una vez más y para nuestra desgracia, el incendio de Notre Dame ha vuelto a sacar a relucir lo mejor y lo peor de los humanos. Lo mejor porque la quema ha desencadenado un movimiento de solidaridad del que debemos sentirnos orgullosos: cuantiosas donaciones de personas dispuestas a contribuir en la reconstrucción de la zona destruida sin pedir a cambio otra cosa que la satisfacción de haber colaborado a que el templo sea nuevamente lo que fue. Y lo peor porque la iglesia ha aprovechado la ocasión para evangelizar y dar a la catástrofe tintes redentores en plan reactivación de la fe cristiana y mira tú que casualidad que haya sucedido justo antes de la Semana Santa, pretendiendo hacernos creer que en lugar de un desgraciado incendio se trató de una señal divina, como la que el Altísimo mandó a Moisés con esa zarza que ardía sin consumirse. Y yo me muero de vergüenza ante esta iglesia católica, me da igual el país en que se halle, que muestra más consideración hacia la arquitectura que hacia la pobreza. Y de verdad que me gustaría que el próximo domingo, el Jesús que anduvo en la mar empujara la piedra de su sepulcro, convocase una rueda de prensa, la llaga del costado y las heridas de los clavos bien visibles, y aclarase que lo de Notre Dame ha sido la voluntad divina, como lo de que nazcan niños no deseados o personas enfermas sin posibilidad de cura vegeten durante décadas porque la administración les niega el derecho a una muerte digna. Que diga que es lo que hay, y que no tiene sentido acometer una restauración tan cara en los tiempos que corren y en un país aconfesional como lo es Francia. Que les recuerde lo de cuando expulsó a los mercaderes del templo y que les sugiera, para terminar, que ya que han recaudado la pasta, la envíen a algún país africano para que les den de comer a esos pobres niños que salen en los anuncios de Intermón.

La pena es que, al no ser creyente, estoy convencida de que eso no sucederá.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

miércoles, 17 de abril de 2019




DE CAPIROTE

Puedes echar en estas redes pestes
contra el machismo, contra los alcaldes,
contra la oposición, contra las putas,
contra el Brexit, contra los catalanes,
contra los cazadores, contra el fisco,
contra la educación, contra los gafes,
contra los toros, contra las lesbianas,
contra el gobierno, contra los peajes,
contra el ciclismo, contra el reguetón,
contra la tele, contra los cobardes,
contra la ecología, contra el fútbol,
contra el poder, contra los animales,
contra la banca, contra la pobreza,
contra el aborto, contra los fiscales,
contra tu amiga la que ya no te habla,
contra tu ex novio, que se echó una amante,
contra tu jefe, que no tiene Feisbu,
contra tu suegra... hasta contra tu madre...

Pero ¡ay de ti, internauta!, si te atreves
a mentar aquí a Dios o a sus secuaces
o a decir que te toca las narices,
tanta crucifixión, tanto cofrade,
tanto bombo sonando a todas horas,
tanto santo estos días por las calles...

que, aún laicos y en el siglo veintiuno,
en España la iglesia es intocable.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

martes, 16 de abril de 2019




NOTRE DAME... DE PARÍS

Desde niña soñé con visitar París. Era uno de esos lugares que una imagina idílicos, majestuosos y señoriales hasta la embriaguez. Varias veces estuve a punto de alcanzar aquel sueño que me escapaba siempre de forma repentina hasta que un día, sola y como quien no quiere la cosa, me planté en la estación de Montparnasse, muerta de miedo y de excitación a un tiempo.

París es una ciudad hermosa y noble que rinde culto al Sena y a su historia. Y visitarla sin compañía es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida. Porque viajar en soledad nos permite ver lo que no vemos cuando nos acompañan. Y recrearnos, y perder el tiempo mirando esos detalles que a otros no interesarían y que quedan para siempre grabados en nuestras retinas. Poco extraño, por ello, aquella tarjeta de fotos que quedó inservible y en la que las imágenes que capturé se convirtieron en un amasijo de datos invisibles. Y es que nada es igual que contemplar la vida.

Y a fe que allí una se puede hartar de contemplarla: sus amplias avenidas; el trazado radial que se vislumbra desde las azoteas; el Pont Neuf, lleno de artistas al atardecer; el Louvre y su inacabable galería de obras de arte: la Monna Lisa blindada y rodeada de japoneses y la inquietante Balsa de Medusa, que estuve contemplando, atónita, durante no sé cuánto tiempo...

Y Notre-Dame, con su plaza llena de palomas y el enorme rosetón sobre sus arcos góticos, y la afilada aguja que asoma entre las torres, y las animadas colas de gentes que vocean en distintas lenguas mientras los carteristas y los vendedores ambulantes hacen el agosto entre paso y paso de los gendarmes, y al fin, en el balcón, las pensativas gárgolas que contemplan desde hace siglos el trasiego de una cuidad que ha sido, desde hace más de doscientos años, el lugar donde todo ha comenzado: las revoluciones, los movimientos artísticos y tantas otras cosas que han arrastrado al resto de los europeos hacia la modernidad. Por no hablar, desde luego, de que Francia fue la gota que colmó el vaso de la soberbia de Adolf Hitler.

Es por eso que esta noche, mientras veo las imágenes de la majestuosa aguja viniéndose abajo como una marioneta a la que las llamas acaban de cortar el hilo, París vuelve a dolerme y se me encoge el corazón. Y casi escucho al desdichado Quasimodo, trepando por los muros, aullando como una fiera herida y sin poder alcanzar a su Esmeralda, que va siendo engullida poco a poco por la implacable boca del dragón mientras las desgastadas gárgolas escupen lágrimas de fuego. 

#SafeCreative Mina Cb

domingo, 14 de abril de 2019




CATORCE DE ABRIL

No soy muy de violeta y amarillo
y colorado en la tercera franja
ni de mover la tierra de las zanjas,
o especular con restos de caudillos.

No soy de ir voceando en las manifas
ni de exaltarme por politiqueces,
ni de andar rebatiéndole idioteces
a cualquier paladín puesto de grifa.

Pero he de confesar que, en ocasiones,
y en vista de que tienen tanta jeta
pienso en dejar atrás mis convicciones

y acudir a las manifestaciones
bandera en ristre y enseñando teta
pidiendo que se larguen los Borbones.

SafeCreative‬ Mina Cb

viernes, 12 de abril de 2019




JUSTOS Y PECADORES

Vayan pasando, pobres pecadores
a través de esta puerta abocinada
y verán en sus arcos dibujada
la eternidad con goces y dolores.

Acérquense también los triunfadores,
aquellos de la vida regalada
que, salvo atesorar, no hicieron nada
y no son, pues, a ojos de Dios mejores.

Aproxímense todos los mortales
a contemplar la pétrea maravilla
que se nos muestra en estos soportales

pues los dulces placeres celestiales
son el fruto en sazón de la semilla
cultivada en parajes terrenales.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
(Incluido en el libro "Miradas")
Imagen: Blanca Aldanondo.



Estás aquí:
yo sé que estás aquí;
cualquier cosa que miro me habla de ti.

He subido la persiana y has entrado con el sol;
al oír zumbar el viento oigo tu voz.
Entre números y frases he creído, en la pizarra,
ver oculto entre borrones un dibujo de tu cara.

Escuchando al profesor con un bolígrafo en la mano
dejé caer en la mesa, en un acto involuntario
cuatro letras que ahí están, cuatro letras nada más,
cuatro letras hay escritas, pero tú no las verás.

Se cayeron sin que yo pudiera casi retenerlas
y aún no sé por qué lo han hecho, tal vez sea porque ellas
saben algo que ni yo soy capaz de distinguir…
¿Por qué todo lo que veo me tiene que hablar de ti?

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

jueves, 11 de abril de 2019




DE PATA... PATOLOGÍA

Lo bueno de ir al médico es lo que aprendes de todo: de anatomía, de literatura y hasta de ciencia-ficción. Yo la última vez que fui al especialista salí de allí flipando: era por un dolor en la pierna derecha que me lleva a mal traer y va y resulta que me enteré, ya veis lo que es la vida, de que mi cadera y mi talón están íntimamente relacionados (que yo ya lo sabía pero no me imaginaba que la cosa fuera para tanto) y lo que es mejor: descubrí que los especialistas son además grandes detectives, porque yo me senté en la camilla con mi pierna desnuda colgando y el hombre me agarró del pie y en un momento me dijo que lo que yo tenía no era del hueso y además me comentó lo de los 10.000 pasos, que no sé yo como pudo saberlo sin que yo se lo dijera pero lo sabía; tal vez por eso le hizo tanta gracia mi expresión de sorpresa. Como también sabía que era inútil que me pidiese que dejase de caminar al sol, quizá porque intuyó, por eso de que además de detective tal vez sea adivino, que yo no iba a hacerle ni puñetero caso; de modo que siguió con su examen, tomando muchas notas a bolígrafo y haciéndome un montón de recomendaciones con tono un tanto escéptico, ya que creo que enseguida se pispó de que soy un poco anarca. Pero lo mejor fue el final de la visita, cuando el buen hombre me llevó a su despacho y, sentado al otro lado de la mesa, me dijo lo de la fascitis. Que a mí me sonó requetemal y más en la pierna derecha; si se entera mi padre, con lo antifranquista que era él... Y yo convencida como estaba de tener un espolón, que también jode pero es más apolítico. Y que lo de la pierna era de la edad y que me iban a proponer implantarme una prótesis de platino, para que aún me toquen más las narices en los controles de los aeropuertos.

Pero en fin, como no hay mal que cien años dure, y gracias al traumatólogo, la cosa ha mejorado considerablemente. Él está convencido de que es por las plantillas, pero yo sé que no: es porque ahora, cuando por la noche no puedo dormir, le digo a mi fascitis que deje de tocarme la moral o en cuanto me levante cojo la hoz y el martillo y arreglo la cuestión de un tajo. Y se calma solo del acojone. En cuanto a la cadera, me senté en casa con ella y lo hablamos claramente: le expuse que, aunque sé que estaba muy ilusionada con lo del platino, no era necesario así que de la prótesis podía ir olvidándose y que, como mucho, la llevaré al fisio de vez en cuando para que le dé un masaje. No le hizo mucha gracia pero lo aceptó.

Y ahora duermo como un tronco.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

miércoles, 10 de abril de 2019




CAMPAÑA SOBRE CAMPAÑA

Ha llegado la hora. Y por partida doble además. Que, si os voy a decir la verdad, ni las fechas me sé. Lo único que sé es que empieza la campaña. Y que va a ser doble. O no, cuádruple. O quíntuple, que me parece que entran también las europeas. Y a mí me sobra, la verdad, porque tengo clarito por dónde voy a ir. En las cinco. Me da igual lo que me cuenten los unos o los otros porque todos mienten. Y cuando digo todos digo todos. Incluso los que dicen la verdad, puesto que saben que no les van a permitir hacer lo que prometen. Los empresarios y la banca y el gobierno de Bruselas. Todos están vendidos. Sin excepción. Lo que pasa es que unos mienten con alevosía y otros con inocencia. Pero todos mienten. Así que yo procuro tirar hacia los inocentes. Cuando tiro, que a veces paso de todo y no voto a ninguno, que se jodan. O voto en blanco, que es esa cosa que más de la cuarta parte del censo no sabe lo que es porque lo confunden con la abstención. Y no es lo mismo. Abstenerse es no ir y votar en blanco es ir con el sobre vacío y así decirles que ninguno te convence. Que quieres votar pero a no a ellos. A ninguno. Que yo siempre he dicho que esto del sistema electoral está mal hecho. Que vale lo de la lista más votada, pero que deberían contabilizar el voto en blanco y la abstención. Y que si superaban a la lista más votada pues atomarporculo. Se repiten las elecciones y ya está. Pero que lo financien los partidos. Y que pongan en las mesas a parados y no les arruinen el domingo a los currelas. A parados o a gente subvencionada, que no hay poca. Que se reconvoquen los comicios y a ver. Y si vuelve a pasar los mismo pues se repiten otra vez. Y así hasta el infinito. Entonces no les quedaría otra que espabilar. Porque resulta que en España no se vota al más bueno. No. Se vota al menos malo. Al que te da la sensación de que va a robarte menos. Porque das por sentado que robar, roban todos. Que parece que no entran más que a eso. Y luego lo de la estabilidad de los emolumentos. Que cuando se les acaba el chollo les queda una paguita que te rilas. Lo mismo que la que me va a quedar a mí. Y si han tenido cargos importantes les ofrecen la presidencia de alguna compañía de las que nos rascan el bolsillo. Que así de cara está la luz. En vez de irse a su casa con lo puesto y volver al ejercicio de su antigua actividad, se quedan con la mensualidad por los “servicios prestados” (hay que fastidiarse) más las perras de la presidencia de la compañía. Y luego las entrevistas y las conferencias y lo que chorrea. Que cuando la palman se les tienen que poner a los herederos los ojos como platos mientras al resto así nos va. Que ya no nos quedan agujeros en el cinturón. Que estamos manteniendo a todos los gobiernos desde que se murió el caudillo. Y a los de la casa real, que parecían tan honrados y al final también le han cogido gusto a lo del trinque. Y es que a los gobernantes españoles les pasa como a Spiderman:

Que es ponerse el traje y transformarse.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

martes, 9 de abril de 2019





PROPÓSITO DE ENMIENDA

Antes de la que ves fui muchas otras:

Muchas,
entiéndelo:

algunas que dormitan,
otras que ya murieron
y otras a las que escondo

no por vergüenza
(nunca)
sino porque cumplieron su misión
y ganaron a pulso

su derecho al descanso.

Hubo un tiempo de sombras,
angosto y largo como un túnel de metro
por el cual caminé sin luz,
a ciegas,

ignorante del fin
(si es que lo había)

y en el curso del cual
las plantas de mis pies se encallecieron
y aprendí a soportar el dolor
y a aguantarme las lágrimas

lo mismo que una fiera golpeada
(para ocultar su vulnerabilidad)
finge no estarlo y solo
más tarde, refugiada en la espesura
aúlla bajito y se lame las heridas.


Hubo épocas amargas
de culpar a la vida
de aquello que yo misma provocaba

de baldíos lamentos
vacíos de propósito de enmienda.


Claro que eso
(lo sé)
no te interesa...


El lugar donde estuve,
la amarga hiel que envenenó mi alma,
la zozobra, los miedos,
el sinvivir que me llevó, 

un buen día

a mandar al infierno a los fantasmas
que me alejaban de la luz

y decidir ser yo:

Esa que siempre quise
y nunca me atrevía a ser.

La misma a la que hoy miras con envidia

y sin ningún propósito de enmienda.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 8 de abril de 2019




NO ES PAÍS PARA VIEJOS

El otro día acompañé a mi madre a la farmacia y y me di cuenta de que se ha convertido en una viejecita porque en un momento organizamos una cola monumental; ella con sus cajitas y sus prospectos y la farmacéutica con una paciencia de Oscar. Al día siguiente, en el trabajo, se me juntaron dos ancianitas y y fue el caos: un pedazo de fila kilométrica en apenas dos minutos. Eso me llevó a pensar que la sociedad va a tener más que un problema cuando los del baby boom lleguemos a la senectud. Y es que un viejo no solamente necesita una pensión, sino que además consume tiempo. Y mucho. Tiempo y paciencia. De modo que, cuando quienes nacimos entre los sesenta y los setenta rondemos los ochenta y andemos ociosos, hiper medicados y coqueteando con la demencia, España se va a encontrar con un problema casi tan difícil de gestionar como el de las pensiones. Y es que los viejos viven en una burbuja en la cual el tiempo parece haberse detenido y desde la que apenas son conscientes de la existencia de los otros. Están ahí, en su planeta, con sus ritmos, sus pastillas y sus recuerdos; hablando mucho y escuchando poco, ajenos y al mundo y a la reacciones que provocan a su alrededor. Me da sensación de que van perdiendo poco a poco la percepción de la realidad y por ello parece que todo les da igual. Por eso pienso, cada vez que me tropiezo con uno de ellos en la cola del super, contando las monedas y haciendo mil preguntas, que la sociedad no está preparada para lo que le viene encima de aquí a unos veinte años, cuando este sea un país de viejos que pongan en jaque, con su entrañable lentitud, a un sistema cada vez más deshumanizado e impaciente.

Tiempo al tiempo.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
Imagen: Mario Gomez Vidal

domingo, 7 de abril de 2019





LOS AMANTES DE TUDELA

Ambos eran de Tudela, 
vivían en las Peñuelas, 
tenían desde la escuela
delirio por la Nutella,
pasión por la mortadela 
y alergia a las habichuelas.

Un día en que sus abuelas, 
naturales de Orihuela 
y amigas desde mozuelas,
quedaron en la plazuela
miró Gabriel a Gabriela
y fue como en las novelas:

Llevaba la damisela
zapatos de lentejuelas
y, jugando a la rayuela,
se le deslizó la suela
y se enganchó con la tela
del lazo de su pamela.

Gabriel socorrió a Gabriela,
le ofreció pan con Nutella,
ella le dio mortadela,
compartieron tres ciruelas,
tocaron las castañuelas,
cantaron una zarzuela
y ya fue miel sobre hojuelas...

Pero la pobre Gabriela
contrajo la varicela,
se le infectaron las muelas
y a causa de las secuelas
ya nunca más fue a la escuela.

Se marchó su alma gemela
y Gabriel no se consuela.

Así que, cuando su abuela
prepara unas habichuelas
en la cocina se cuela,
las mezcla con mortadela
y se va tras su Gabriela.

Les bastó con una esquela,
un túmulo, una candela,
y un rótulo en acuarela:

“Los amantes de Tudela
tonto él y ella tontuela”.

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 5 de abril de 2019





Días densos, duros, descarnados,
desbordados de dudas.

Dias de desengaño y de discordia,
días de duelo,
días de decepción.

Dolosos días desafortunados,
despóticos,
desnudos de disfraz.

Días de deslizarse,

de diluirse,

de derramarse.

Días

(digamos)

de desaparecer.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
Imagen: Obra de M.C. Escher