jueves, 31 de octubre de 2019




¿NO ES VERDAD…?

¿No es verdad, ángel de amor
que, donde esté un buen Tenorio,
que se quite este jolgorio 
del Halloween transgresor?

¿No es verdad, mi bella Inés,
que con tanta calabaza
van pareciendo las plazas
el plató del “Un, dos, tres”?

¿No es verdad, hermosa mía,
que esas falsas calaveras
ni al buen Hamlet convencieran
de haber sido carne un día?

¿No es verdad, luz celestial,
que la fiesta de difuntos
no debiera ser asunto
de tan burdo carnaval?

¿No es verdad, mi amor divino?
¿No es cierto, dulce jardín
que estamos del Jalogüín
más hartos que Haro de vino?

¿No es verdad, mi amada flor?
¿No es verdad, novicia hermosa
que es realmente horrorosa
esta fiesta sin color?

Se acabó, Inés, mi reinado:
abre tu tumba a don Juan
donde al fin descansarán
nuestros versos olvidados…

#SafeCreative Mina Cb
Enlace audio:

miércoles, 30 de octubre de 2019




THE SHOW MUST GO ON


¡Ya está! Ya tengo la solución. Tanto tiempo pensando en ese negocio redondo y se me acaba de ocurrir. Y además en un sector en plena expansión, porque en este país hay cada vez más viejos, de modo que enfocar el autoempleo hacia ellos es lo más rentable, dicen. Claro que no pienso dedicarme a la geriatría, que ya tengo bastante con las agüelicas del súper contando las monedas. No. Voy a montar algo mucho más divertido y creativo, qué demonios. Y hasta creo que sé a quien le voy a ofrecer que sea mi socio. Y es que tengo un amiguete tanatoplasta con el que esta idea iría superbien. De hecho, más de una vez hemos dejado ojiplática a la concurrencia cuando bromeamos acerca de que, si me sobrevive y tiene que arreglarme, me ponga una nariz de payaso. Ya lo he hablado con mi madre, que ni siquiera puso cara rara la mujer, y es que debe de estar curada de espanto. Y luego ya tengo un amigo guitarrista que se está aprendiendo el "Going home", de Mark Knopfler. Pero sin prisa. Y es que yo había pensado en algo en plan informal, así con el cadáver en una enorme bandeja y un buen chorretón de licor para flambearlo. Porque lo de la tumba no me mola y lo del horno me parece muy tristón. Y con la nariz, la guitarrilla y el flambeo como que será otra cosa. Yo me imagino el "¡flosssh!" y al personal quemándose el flequillo y digo, pues mira, sí, igual esto me va. Lo de la nariz de payaso también lo hemos hablado y ha de ser de cartón, que quemar plástico contamina un huevo. Lo difícil va a ser la licencia para el flambeo. Claro que de aquí a que me toque las cosas habrán cambiado mucho.

Y es que a eso es precisamente a lo que voy; que lo del irlandés ese que habló desde la tumba me ha dado una idea:
Voy a montar una empresa de funerales alternativos. Algo en plan despedidas de soltero pero sin pollas ni separación de sexos. Y es que vale que morirse es triste, pero mira los mejicanos, ahora que llega todos los santos, que montan un guateque. Claro que lo mío va a ser más profesional, tipo proponer al futuro finado que haga una grabación para emitirla en plan psicofonía, o incluso una sorpresa en medio de un entierro de los de toda la vida en que una tipa en modo Woopy Goldberg se haga la poseída, ponga a caer de un burro a la familia y les confiese que ha donado el patrimonio a una protectora de hámsters... o vedettes o boys, según las preferencias del finado... en fin, algo original que anime el cuerpo de los que se quedan. Y que haga que vayas a los funerales con otras expectativas; que hasta la fecha ya sabes que vas a pegarte la llorera y lo mismo hasta pasas, pero que de este modo la peña se apuntará al sepelio en masa, e irán con el palo del selfi a fotearse delante del cadáver disfrazado, qué sé yo, de Nefertiti, que mi colega es muy profesional e iba a clavar el parecido. Y luego ya, de fondo, pones un photocall con jeroglíficos y lo petas.

¿Que no?

#SafeCreative Mina Cb

martes, 29 de octubre de 2019




FALACIAS

Esa frase de que el curro
libera al hombre no es más
que una falacia que alguno
se inventó para explotar
al hombre (y a la mujer)
hace algunos años ya.

Porque mucho antes, en tiempos
del paraíso terrenal
cuando mordió la manzana
el incauto padre Adán
dios, bastante cabreado,
le gritó: “A partir de ya,
te condeno a que te ganes
con sudor por siempre el pan”

Y ahí se nos jodió el invento:
trabajar y trabajar
para, un mesecito al año,
sentirse como un rajá,
sin horarios y sin jefes,
dormitando en el sofá,
comiendo cuando hay gazuza,
haraganeando sin más;

en casa si no hay viruta,
fuera si hay para gastar;
solo si el cuerpo lo pide,
con otros si surge el plan,
pero sin obligaciones
de producir ni fichar,
sin exigencia ninguna
aparte de disfrutar
sin pensar en la implacable
fecha de caducidad.

¡Ay, de mí! esa Primitiva...
No sé cuándo va a llegar.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 28 de octubre de 2019




ESLABONES

Tal vez exista un lugar en el espacio en el que los embriones de los neonatos se tropiecen con las almas de los que acaban de partir. No sé: tal vez ese misterio que acompaña al final y al principio de la vida sean una misma cosa y la genealogía no sea sino una cadena de eslabones que se extiende rumbo al infinito. Tal vez esa espera dulce que acompaña al nacimiento se pueda equiparar al duro trance que atraviesa el hijo que se ve obligado a irse despidiendo de su padre. Tal vez la muerte no sea sino la inversión del cuello uterino que atravesamos en el momento de llegar al mundo y el más allá se encierre en una pompa en la que podamos flotar plácidamente. Tal vez el tiempo que separa la senectud de la defunción no sea más que otra cuenta atrás, una gestación de duración indefinida en la que los términos se inviertan y quienes fueron esperados se conviertan en espectadores. Y que la ilusión se vuelva rebeldía y más tarde tristeza y después aceptación. Y que solo cuando llegue el momento, cuando quien va a partir estime que estamos preparados, se produzca el relevo y el círculo se cierre y volvamos a ser nada y paz, como al principio. Y el eslabón de la cadena sea sellado, uno más del linaje, y todo recomience y otra vez aquellos a quienes un día recibimos nos despidan. Y la ilusión se vuelva rebeldía y más tarde tristeza y después aceptación.

Tal vez...

SafeCreative Mina Cb
Imagen: Anne Geddes

domingo, 27 de octubre de 2019




12+12

A ver... que yo no sé cómo pudo suceder. El hada me lo había dicho bien claro: a las doce a casa. Y yo eso hice: en cuanto sonó la primera campanada tomé las de Villadiego no fuera a ser que me se me hiciera tarde. Fíjate que ni del príncipe me despedí, que ya me jodió, para una vez que ligo en condiciones. Salí a escape y me dije, ya daré con él, malo será que no tenga ni feisbu ni instagram. Que es mejor una retirada digna que quedarse y que la cosa acabe a saber cómo. Y es que esos bailes empiezan súper tarde, con la cena de gala y todo el monario. Y luego el besamanos y los brindis y la peña que lo quiere saludar, que parece eso una boda de pueblo. Así que a poco no nos quedamos a solos él y yo. Y eso que fue un flechazo, que él me vio en una de esas páginas de buscar novios y en seguida me citó para la cena. Y a continuación eliminó su perfil. Y a mí lo del misterio aún me animó más a conocerlo. Y ya cuando llegué al palacio ni te cuento. Menuda choza, que menos mal que el hada madrina me apañó el Mercedes, los Manolo Blahnnik y el Armani, que si no ni de coña paso los controles. 

En fin... que todo había salido como la seda cuando, no sé cómo ni por qué, cuando ya estaba en mi casa a eso de la una, reaparecí de nuevo en el palacio con la mascarilla de pepino, el esquijama y las pantuflas llenas de pelo de los gatos. Me dijo el hada que ha podido ser cosa del cambio de hora, que produjo un desfase que pudo dar lugar a un desdoblamiento de la medianoche. El caso es que los de seguridad me echaron del palacio y tuve que volverme a casa a pata, porque en el esquijama no llevaba pasta y del Mercedes no quedaba ni la estrella. 

SafeCreative Mina Cb

martes, 22 de octubre de 2019




CASTIGO DIVINO

¡Como nos pusimos de agua 
en el Nafarroa Oinez!
A la mañana hizo bueno 
pero algo antes de las seis
nos alcanzaron las nubes
y empezó, más que a llover,
a diluviar como cuando
lo del arca de Noé.

Pero, como en la Ribera
somos muy duros de piel
y le pone muchas ganas
esta gente del Oinez,
la peña seguía cantando
y meneando los pies,
protegida por capuchas
y botas de goretex,
desafiando al aguacero
cuando al oído escuché
que mi amiga me decía:
“Me da a mí que esto va ser
que el alcalde le ha pedido
a San Francisco Javier
que la fiesta del euskera
salga rana... o más bien pez”

Y justo en ese momento
fue cuando yo me acordé
de las risas que me echaba
cuando el día veintiséis
de julio, a eso de las once
quiso empezar a llover
y me imaginé a este alcalde
tan santanero como es
caladico hasta los huesos
como acabé yo anteayer.

Y pensé que merecía
acabar como acabé
y que me aguaran la fiesta
como a ellos yo se la agüé
y que, a quien el mal desea
el mal le habrá de volver.

La cuenta está, pues, saldada
y no reincidiré
puesto que, si Dios existe
yo tengo las de perder.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 21 de octubre de 2019




BIGAMIA

Siempre igual. No fallaba. Cada vez que salían de viaje o de excursión; cada vez que asistían a una exposición o un concierto; cada vez que había un acontecimiento, público o privado, ella desaparecía con la cámara y él se quedaba ahí, a la espera, plantado en un rincón.

Y es que así es el amor. Y así había sido siempre. Claro que cuando se conocieron ella tenía una Olympus que pesaba catorce toneladas y que usaba muy poco, más que nada por el miedo a que se la robaran, de modo que se conformaba con lo típico: cumpleaños, vacaciones y demás. Claro que en plan casi de ir a las bodas y meter la cámara en la tarta. O sacar primeros planos a los recién nacidos, con lo feos que son la mayoría. Que si no fotografió su propio parto es porque no la dejaron entrar al paritorio con el chisme, que si no lo hace. Como, de haberle sido posible, hubiese abierto un ataúd para fotografiar al muerto.

De modo que cuando la era digital llegó a la fotografía para ella fue una total revelación. Podía llevar una compacta en el bolsillo en lugar de ese armatoste que cargaba hasta la fecha. Claro que no siempre la cogía porque no era plan, y se perdía cosas. Cosas que veía o que pasaban, como una mariposa que entrase por la ventana de la oficina o un niño encorriendo a un perrito por el parque. Así que el día que aparecieron los móviles con cámara casi se mea de gusto. Llevar un aparato fotográfico encima de forma permanente es el sueño de todo fotógrafo. 

Y la pesadilla de sus acompañantes. 

Poco tardaron su familia y amigos en dejar de acompañarla cuando salía de excursión. Tan solo su marido, fiel y amante, iba con ella y aguardaba pacientemente a que acabase sus sesiones. Y en invierno pase, que se hace de noche a las seis, pero es que en verano era una agonía. Sobre todo desde que tenía una batería externa. Que cuando solo contaba con la del aparato pues mira, si se acababa a casa. Pero con el trasto aquél su esposa tenía autonomía para varias horas. Y, la verdad, empezaba a estar harto. 
Muy harto.

Hartísimo.

Sucedió sin que lo pretendiera. Era un día de junio, cerca del solsticio. Habían programado esa salida hacía tiempo y él estaba deseando enseñarle a ella ese lugar, un paraje natural lleno de mariposas y rapaces. Madrugaron y llegaron allí sobre las ocho. Ella llevaba la digital y el móvil, y baterías de repuesto para ambos. A las nueve de la noche aún era de día, no habían comido y ella continuaba retratando flores. Él llevaba un rato sentado sobre una piedra, tonteando con el móvil. Le salió una ventana emergente, un anuncio de esos de despachos de abogados con gestiones expréss. Si es que todo avanza, se dijo. Y fue deslizando el dedo hasta encontrar un servicio de tramitación de divorcios que le sorprendió. Pinchó el enlace y accedió al formulario. Lo rellenó y, justo cuando acababa de darle al botón de “Enviar”, se le terminó la batería y ella apareció, saltarina y feliz, con su cámara apagada entre las manos.

#SafeCreative Mina Cb

domingo, 20 de octubre de 2019




PASARELA ALCACHOFA

Parece que ya han llegado
los fríos a la Ribera
porque la otra noche alguno
le colocó a esta moceta
un púllover de entretiempo
porque la encontró mú fresca.

Y es que no sé, con el cierzo
que tenemos en Tudela
como no se le ocurrió
al que hizo la figura esta
ponerle una rebequica
aunque simplemente fuera
echada sobre los hombros...
que, siendo tan aldraguera
y estando siempre en la calle
digo yo que una chaqueta
le haría mejor papel
que la alcachofa a la mueta.

A ver si cunde el ejemplo
y contribuyen las tiendas
de ropa para señoras
para que la moza tenga
un fondo de armario majo:
que alguien aporte una trenka
con capucha, si es posible
que pueda usar cuando llueva,
un traje de pamplonica
para ponérselo en fiestas,
disfraces pa Carnavales,
y, ya puestos, unas prendas
de lencería picante
por si liga la moceta.

En fin... que no es tan difícil
porque tiene buena percha.
La cosa es ponerle ganas:
yo aquí dejo la propuesta.

#SafeCreative Mina Cb
Foto del ínclito e incomparable Félix Esáin

sábado, 19 de octubre de 2019




MARIPOSA DE ACERO

Siempre la he considerado una mujer valiente. Y una gran amiga a la que recurrir cuando estoy perdida. Porque es mi complemento. Es diametralmente opuesta a mí. E igual que yo a la vez. Por eso le escribo cuando me hallo desorientada. Porque su diametralidad hace que me haga ver la cara oculta. Y creo que a ella le pasa un poco como a mí. Tiene la habilidad de desnudar mi alma, de adivinarme. Y es generosa con su tiempo y con sus habilidades.

Me lo dijo este invierno, a principios de año. Quedamos una tarde para ponernos al día y me lo dijo. Me contó que le habían visto algo y que querían hacerle pruebas. Yo le mandé un mensaje cuando llegó la fecha y ella me respondió que había que seguir analizando muestras. Cuando conoces bien a alguien sabes que el silencio es, a veces, la mejor presencia. De modo que dejé la distancia que ella me pedía. No es fácil esperar cuando la palabra cáncer flota entre los espacios que separan las noticias. La tentación de la visita inesperada se presenta a veces, pero estos tiempos cibernéticos nos permiten saber, a través de las dos patitas azules del whatsapp, que seguimos presentes aun sin tener respuesta.

Guardé silencio cuando me preguntaban y solo de vez en cuando establecíamos una breve charla. Veía sus mariposas con mensajes y, al comenzar el verano, supe, por algo que ocurrió, que todo había ido bien.

Y entonces ella habló.

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 18 de octubre de 2019




Tal vez envejecer
consista 

en que haya cada vez más gente

con la que solo
podamos hablar

en el recuerdo.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 17 de octubre de 2019





LA CULPA DE TODO
(De Norman Bates a Joker, haciendo escala en Freud)

Ya es hora de decirlo: la culpa de que haya tanto loco suelto la tienen todas las madres del mundo. Primero por traer a sus hijos al mundo, que a la definitiva la decisión final es de ellas. Por traerlos al mundo y por seguir cometiendo errores una vez que los han traído. Porque parece que la causa de todos los traumas que pueden llevar a una tierna criatura convertirse en un delincuente es la madre que lo parió. No la sociedad ni la educación ni las circunstancias, que también, sino la madre. O sea que una persona no puede ser malvada porque sí, porque nació cruel y desalmada y punto. No. Es la madre. Una mujer puede tener diez hijos y que uno le salga psicópata y la culpa será suya. Suya y solo suya. Porque aunque ella piense que se ha portado con los diez igual no será así. Ella no lo sabrá pero habrá establecido alguna diferencia que ha propiciado el descarrío de la oveja negra. Da igual si los diez han sido alumbrados en el mismo parto, han ido a los mismos colegios con los mismos profesores y después han tenido los mismos trabajos y han viajado a los mismos lugares. Si uno le sale un asesino en serie la culpa será de ella. Por haberlo sobreprotegido. O por haberlo dejado de lado. O por haber querido controlarlo todo. O por haberle animado a tomar sus propias decisiones. O por haber permitido que sucediera esto o aquello esto durante su ausencia. Y además no haber adivinado que estaba sucediendo. Porque una madre no solamente tiene que ser madre sino que además tiene que ser maga. Y, aparte de atender a sus múltiples obligaciones como mujer y como persona, debe pasar todo el tiempo pendiente de su hijo porque ella es la máxima responsable de todo lo que le pueda suceder en el futuro. Aunque si tiene éxito será por su propio esfuerzo y su tesón. Y por la gran labor de sus educadores. Y por la influencia de su padre, que era un triunfador. Pero si la caga y se convierte en un problema para la sociedad, y una vez que lo arresten después de haber encontrado en el jardín de su casa los cadáveres de diez ancianas, tres niños, doce vendedores de lotería, cinco ingenieros de caminos, seis linces ibéricos y un hámster, el psiquiatra determinará que la culpa es de su madre. Da igual si un tipejo la dejó preñada y luego se quitó de en medio, si al chaval lo vapulearon en la escuela, si su jefe lo sodomizaba de forma sistemática o si le tocó presenciar una masacre a sangre fría: 
La culpa, de la madre.

Yo es que flipo.

#SafeCreative Mina Cb

miércoles, 16 de octubre de 2019




BENEFICIOS COLATERALES

Salió el lunes la sentencia
por el juicio del Procés:
para algunos está mal,
para algunos está bien;
los unos están contentos, 
los otros echan la hiel;
hay quienes piensan que es larga
y quienes que corta es.

Pero el más beneficiado
es el militar aquél
que se tragó la farola
porque ya nadie habla de él.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 15 de octubre de 2019




OCTUBRE

Parece que ahora va en serio
lo del final del verano
y toca, nos guste o no
ir adaptándose al cambio:

Tirar lo que ya no sirve,
sacar brillo a los zapatos,
comprobar que los paraguas
no estén agujereados,

sustituir el melón
con jamón por los garbanzos
y recoger el bikini
para sacar el tabardo.

Cambiar la hora (rediós)
antes de todos los santos,
poner la calefacción
y recogerse temprano.

Menos mal que ya hay turrón
(que es casi como el helado)
y que existen los amigos,
los libros, la manta a cuadros...

y, en fin, todas esas cosas
con las que pasar el rato
para que el invierno así
se haga un poco menos largo.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 14 de octubre de 2019




ALTER EGO

Acabo de descubrir que tengo el don de la ubicuidad, que para quien no le suene el palabro, es la capacidad de estar en dos sitios a la vez. Claro que ese alter ego mío que lleva la vida paralela me ha salido un poco manirroto, porque malgasta mis perras mientras que yo trabajo. Tal y como lo cuento: no se dedica a dormir, ni a sentarse bajo un árbol con un libro, ni a pasear al sol, ni a echarse una cañita, que aún siendo un gasto sería tolerable. No: el muy cabrón se funde mi dinero en un fast food, que hay que tener un mal gusto de narices. Se pule 21 pavos y paga con mi Visa. Y en Italia aún encima. Que como sea Roma ya es para matarlo, porque fui una vez y vine aborrecida, como para volver. Aunque menos mal que solo me ha pasado la cuenta del menú, que si ya me mete el avión y el hotelito me deja con el culo al aire y el colesterol por las nubes. Y yo aguantando carros y carretas en el curro como una gilipollas. Me llamó la atención un pago en un día en que yo no había usado la tarjeta y los del banco me han dicho que es un fraude. Claro que ahora, para denunciarlo, tengo que demostrar que estaba trabajando: ficheros y demás. Porque si no lo mismo los de Visa, con tal de no soltar la mosca, argumentan que soy maga y tengo el poder de desdoblarme kilométricamente y me quedo compuesta y sin dinero. Y sin haber viajado encima. Y menos mal que, como digo, puedo probar que estaba en el tajo, que si me pilla en tiempo de ocio lo mismo no me creen. Aunque, como medida preventiva y porque de verdad la aprecio, ya he avisado a una amiga que tiene un hijo sonámbulo que el otro día amaneció ya de uniforme, sentado en la mesa de la cocina delante del café con leche y las galletas para que le diga que se ande con cuidado. Que lo mismo tiene, como yo, un alter ego derrochón, y como se le funda la pasta por las noches puede darse por jodido.

#SafeCreative Mina Cb
Imagen: Andy Warhol





Y QUE VIVA

Se merendó en el desfile
un paraca una farola
en el día más sonado
para la patria española,

a un mes de las elecciones
y con el fantasma en ciernes
de volver a hacer la mili
como la diestra gobierne.

Yo, la verdad, considero
que esto ha sido una señal
(por pasar en las alturas)
de algún ente celestial

que nos avisa con tiempo
de aquello que nos espera
como sigamos votando
a los tontos de la pera

que aparecen por la tele
un día tras otro día:
Que les den a los comicios
y que viva la anarquía.

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 12 de octubre de 2019




BOIKOT A MISTER GUONDERFUL

Empiezo a estar hasta la pirindola del Mister Guonderful y sus mensajes positivos que están convirtiendo la comunicación visual en un empalagoso gominoleo. De acuerdo que algo hay que hacer para darle un contrapunto a este mundo salvaje y demencial, pero alguna alternativa existirá a esa profusión de moñería que empieza a invadir envases, pizarras, escaparates y spots publicitarios y que a veces se parece más al mensaje bíblico de poner la otra mejilla para que te den la segunda bofetada (y aún más fuerte, si puede ser, que la primera) que a una manera de captar clientes.
Y es que lo de quererse y besarse y abrazarse está muy bien y mola. Pero a mí tanto mensaje de veri japi ya está empezando a tocarme las narices, de verdad. Que te los encuentras en los bares, en las farmacias, en las botellas de agua, en las cajas de bombones... y tiempo al tiempo que hasta en los bancos estarán. Tú llegarás a la ventanilla a pagar el recibo de la luz y verás en la pared alguna frase en plan “quién necesita dinero siendo rico en amigos”, y entonces no sabrás si darle al empleado un navajazo o un beso de tornillo. Que lo mismo depende del importe del recibo. Porque si es de invierno la cuchillada es segura. Al menos para ti.

En fin... a lo que iba. Que me tienen frita con tanta moñería. Menos mal que mi frutera, que es una crack, me reconcilia con el mundo con su mala baba. Y es que, harta de que le soben el género que tiene expuesto ante la puerta, ha escrito en el escaparate la siguiente frase: “Si tocas la mercancía la pagas y te la llevas”.

Y a mí me parece correctísimo.

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 11 de octubre de 2019




¿BAÑO O DUCHA?

Creo que con lo de la ducha y el baño pasa un poco como con el Nesquik y el Colacao, que a una mala te vale cualquiera pero de normal, el pasarse a uno si eres del otro es una especie de vaderetrosatanás.
Y es que, ya partiendo de la base de que todos somos gente limpia, lo del baño o la ducha te define un poco ante los demás. Yo tengo una amiga que llena la bañera, se pone velas y música, se lleva un libro y, seguro que de ser fumadora, hasta se echaría un Faria durante el tiempo que invierte en el ritual. Claro que a ella no le pasa como a mí, que soy de carácter inmediato y que, además, no tengo bañera. Lo cual es muy bueno porque no me puedo ahogar, que es algo que siempre me ha dado mucho miedo. Yo es que veo esas películas con tipas rodeadas de espuma y me pregunto, ¿Y si
ahora les pega un subidón el martini y se desmayan? ¿O si se les corta la digestión o lo que sea? O les da una bajada de tensión del vaporcillo... no sé, mil cosas que te pueden suceder... Te escurres hacia abajo y zas, con las burbujas no te ven y te descubren al día siguiente cuando llega la asistenta. Para el que la tenga, que como no es mi caso, las sospechas se levantarían cuando no acudiese al trabajo y, entre que consiguen dar con mi madre, que no tiene fijo y no sé para qué coño lleva el móvil, le dicen que si sabe algo de mí, va a casa (que está siempre por ahí), coge mis llaves, va a mi piso y empieza a dar vueltas sin encontrarme y al final pregunta a los vecinos y el del tercero, que es un sabueso, le quita el tapón a la bañera pues ya estoy yo que no hay quien me reanime. Y luego el riesgo de que te dé una crisis y te quieras cortar las venas, vaya incomodidad, de pie, detrás de la mampara, con la sangre escurriéndose por el desagüe y desvaneciéndote en plan Pepe Viyuela, sin el espacio suficiente como para languidecer con dignidad... Que no, que no, que prefiero la ducha, sobre todo por la noche, cuando ya te has quitado de encima todos los marrones y dejas que los malos rollos se deslicen rumbo al sumidero mientras, ahora que llega el frío, los cristales se empañan y el cuerpo se destensa y se prepara para el merecido descanso. Yo, al menos, no conozco sensación más placentera. Aunque desde que vi “Psicosis” me ha podido el instinto de supervivencia y he dejado de lavarme.

Será por eso que mis amigos me rehuyen.

#SafeCreative Mina Cb