martes, 25 de julio de 2017

La imagen puede contener: texto 


 Voy a por ti

Sin frenos y sin luces
desbocada suicida emocional
irreverente.

Voy a por ti

aunque me dé de bruces
contra la gris pared de tu cristal
en plena frente.

Voy a por ti

mi cara por tus cruces:
no ha de dolerme, si esto sale mal
eternamente.

#SafeCreative Mina Cb

domingo, 23 de julio de 2017

La imagen puede contener: cielo, árbol, noche, exterior y naturaleza 



Sácame de aquí.

Llévame a un lugar
donde incluso la luz sea silencio

y el dolor se evapore
como lo haría el hielo.

#SafeCreative Mina Cb
Imagen de JMiguel Jiménez Arcos

sábado, 22 de julio de 2017

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas 



CINE

Él le cuenta una historia. La vista fija en el mástil del banjo, pulsando las teclas. Sin dejar de hablarle.
Ella le mira con esa expresión que sólo existe cuando todo está por ocurrir.

-------------------

El espectador tiembla desde la butaca, el corazón esponjado y los ojos llorosos. Ojalá alguien -piensa él-, alguna vez, en algún lugar, llegase a mirarle como le mira ella.

Ojalá -piensa ella, sentada junto a él- él pudiera darse cuenta de que ya existe alguien que le mira así.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 20 de julio de 2017

La imagen puede contener: noche 


ESTÍO

Se me llenan los ojos de polvo y de volutas
de las risas flotando entre humaredas nocturnas,
de miradas que besan, de palabras que ocultan,
de infinitos paisajes diluyéndose en brumas,
de acordes que estremecen, de roces que desnudan,
de soles perezosos bailándole a la luna...

¡Ojalá este verano no se acabara nunca!

#SafeCreative Mina Cb


miércoles, 19 de julio de 2017

No hay texto alternativo automático disponible. 


LIMPIA, FIJA Y DA ESTERTOR

Yo es que me los imagino. A todas sus excelencias ahí, una mañana de domingo, en la Plaza Mayor, delante de la estatua del rey ese que va a caballo, con la peña posando para el afoto y los mimos mimando y la tuna cantando el clavelitos... y ellos sentadicos en una terraza, el octavo rioja, ahí, a pleno sol, con la sesera bien caliente, y pidiendo al camarero unas tapitas. Y empezando a bromear con la cocreta ... pues mire usted, don A mayúscula, habría que modernizarse e incluirla... y el señor Hache, bastante cabreado porque desde que se cargaron a la Che tiene el doble de curro, diciendo que ni hablar, que a vacilar a la Cibeles que es de piedra. Y el miembro Erre sacando a colación la empanadilla de Móstoles. Y todo el academierío partiéndose la caja, con sus trajes y sus pajaritas y un sol de justicia, y la peña blasfema y profana preguntándose que quién (acentuada porque se puede poner detrás “cojones”) son estos vejestrorios que montan tanta bulla. Y otra ronda de tintos, y ya puestos, sácanos la tapa que te salga de la servilleta. Y les saca unas albóndigas y ya la hemos liado. Otra de mosqueo. Y ahora es mister Zeta quien comenta que si se puede cocreta también se puede almóndiga... que en su casa siempre las han llamado así. Y el jefe de la tribu que saca la libreta de gala, se pone los anteojos y lo apunta. Y el académico más moderno, que debe ser la Doble uve, echa mano a la tablet y le pide al barman la clave de internet. Y para cuando se quieren dar cuenta la cosa ya no tiene arreglo; el chandrío ya está hecho. Y todos los medios se hacen eco de la novedosa novedad. Almóndiga y cocreta se han ganado una plaza en el olimpo de la RAE. Y es entonces cuando el único académico sensato se levanta de la mesa y vocifera “Iros todos a tomar por culo”. Y el presidente, muy digno él, se le encara y le suelta: “Disculpe usted, mi querido congregante; es “idos” y no “iros”.

Y se pide otro tinto.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 17 de julio de 2017

 La imagen puede contener: nubes, cielo, exterior y naturaleza


PÁJAROS

Aprovechar el viento racheado
para tomar impulso y elevarse
contemplando el paisaje desde el cielo...

Pájaros de colores
replicantes de Ícaro
que despliegan sus plumas enteladas
a merced del espacio
del azul universo inabarcable
donde agitan sus alas
impregnadas de luz.
 
#SafeCreative Mina Cb

sábado, 15 de julio de 2017

 



Mariquita punteada
mariquita colorada

mariquita resalada
que se asoma, descarada,

colorida y confiada
por el plato de ensalada.

Mariquita. mariquita
alza el vuelo por favor
que eres tú muy chiquitita
y se acerca el tenedor.

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 14 de julio de 2017

 



AL AZAR

Este juego sin reglas te conviene
mientras no se nos vaya de las manos
y nos crezcan de pronto los enanos
(jugar con la atracción es lo que tiene)

Este “sí pero no” sin traducciones
que encandila y a un tiempo desconcierta
me deja la ventana siempre abierta
pero luego me atranca los portones.

Este ser o no ser tan inquietante
que cuelga de los cuernos de la luna
sostenido a la vez que vacilante...

Esta contradicción recalcitrante
de tenorio burlando a la fortuna
es lo que te hace tan interesante.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 13 de julio de 2017

La imagen puede contener: océano, exterior y agua 


EL INFINITO

El infinito existe. Se despliega en las tardes de verano, cuando el sol se ciñe a las ideas y el silencio muta en paz inacabable, y el desierto te absorbe y te diluye, volviéndote lagarto perezoso, pegándote a la piedra y convirtiendo en olvido las pequeñas cosas que inquietan a tu mente.

El infinito existe y se prolonga, árido y polvoriento, amontonando nubes amarillas al filo del azul de horizonte, desatándose, eterno y luminoso, entre el tímido amanecer amodorrado y la dulce, dorada y complaciente caída de la tarde.

El infinito existe y nos deslumbra, vívido y complaciente, abriendo su abanico iridiscente, desplazando, gozoso, sus pinceles, sobre grietas, barrancos y terrazas, creando laberintos en lo umbrío, difuminando grises y naranjas, maquillando a la tierra... Transformando el paisaje.

El infinito existe. No está lejos.

#SafeCreative Mina Cb

miércoles, 12 de julio de 2017

La imagen puede contener: una o varias personas e interior 



ATRACCIÓN METAL

Ayer volvieron a besarse. Como el otro día. De improviso y a mis espaldas. Yo no pensaba que fuera a repetirse, pero parece ser que existe entre ellos una atracción irresistible. Fatal incluso. Él me guía de forma equivocada, ocultándola a mis ojos tras el ángulo muerto. Y yo estoy tan pendiente de los otros que ni reparo en su presencia. Calibro la distancia y evalúo el riesgo. Confío en él. Cómo no voy a hacerlo si no me falla en otras ocasiones. Pero con ella sí. Reculo un poco y tomo posiciones. Enderezo. Avanzo con cautela hasta tener muy claro que nada hay a la vista. Acometo entonces, decidida, la maniobra final, y zas... el golpe.
Solo entonces la veo, enhiesta y gris, el globo luminoso burlándose de mí desde el retrovisor tras abollarme el parachoques. Y pienso, mientras me pongo los dedos en la nuca, que esta historia de amor de mi Citroën me acabará costando un esguince cervical.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 11 de julio de 2017

 


 TARJETAS

Ya no me cabe la foto
de mi novio en la cartera…
ya no me caben los kleenex,
ya no me caben las perras…
Y es que el espacio que antaño
ocuparon las monedas
y los billetes lo ocupan
hoy un millar de tarjetas…

Todo empezó con la Visa,
tan funcional y moderna,
que lo mismo te servía
para pagar una cuenta
del súper, que pa sacar
cuatro o cinco mil pesetas
del banco sin hacer cola
y sin la oficina abierta.
Luego llegó la del nif,
oséase la de hacienda,
más tarde la sanitaria…

Y después, y a tumba abierta
se desató de repente
una lluvia de tarjetas:
La travel club, tan azul,
tan generosa y viajera,
la del corte inglés, tan verde
tan pija, tan pinturera,
la del día, colorada
como una capa torera,
la del carrefour, que tiene
dibujadita una flecha,
la del eroski, que es red
y te deja sacar perras,
la del cine, la del párking,
la de la gasolinera,
la del café de la esquina,
la del salón de belleza,
la de la peluquería,
la del gimnasio, la nueva
Visa que aún no has activado
porque funciona la vieja
y que llevas, por si acaso
metidita en la cartera.
La tarjeta para el metro,
la tarjetita de Iberia,
la de fichar en el curro,
la del bus, la de la escuela,
la del club de vacaciones
y la de la biblioteca...

Y yo es que ya me confundo…
ya no sé cual es la buena,
llevo al día la de eroski
y se enfadan las cajeras,
llevo al médico la travel
y no me dan las recetas
llevo al banco la del cine
y me mandan a la mierda…

No puedo más, lo confieso…
Esto ya se me apodera…
Por dios, si hasta el otro día
el mendigo de la acera
del super me colocó
en la mano una tarjeta
de fidelidad que dice:
“Su pobre de cabecera
le agradece las propinas
y le sujeta la puerta”

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 10 de julio de 2017

La imagen puede contener: comida 



CÓMO CONQUISTAR A UN ROMÁNTICO QUE SÓLO CREE EN LOS FLECHAZOS

1- Intentar un primer acercamiento para valorar si el esfuerzo merece la pena, puesto que va a ser una tarea complicada.

2- Olvidarse de plazos. Vamos, que si tienes una boda de aquí a un mes ni te plantees ir a llevarlo como acompañante.

3- Armarse de paciencia y, sobre todo, meterse en la mollera que todo atisbo de triunfo puede ser una percepción equivocada. Es cabezón y no lo pondrá fácil.

4- No mostrar interés por conocer la apariencia física de sus anteriores novias. Intentar imitarlas no servirá de nada. Las lleva grabadas a fuego en la memoria y no hay clon que valga. Son irrepetibles.

5- No llevar de manera recurrente la conversación hacia terrenos que den a entender nuestras intenciones; esto es, lo compatibles que podemos ser en ciertos temas o lo bien que iba a fluir todo entre nosotros. Lo tomará como intentonas de echarle el cazamariposas para cerrarlo luego. Y a los románticos les va la libertad.

6- No tratar de besarlo. O de tocarlo. Salir con él como si fueras con un Gremlin, evaluando los riesgos de tomarte ciertas libertades y manteniendo más o menos la distancia que guardabas con los chicos que te sacaban a bailar a los catorce años.

7- No pedirle que te presente a sus amigos. Que lo mismo se creen que hay algo entre vosotros y luego se dedican a tomarle el pelo. Y alguien que no merezca ni su insomnio ni que las pase putas por su causa no puede ser tomado en serio. A nivel sentimental, nos entendemos.

8- No decirle jamás que está muy guapo, que tiene una sonrisa irresistible o que te encanta cómo le sientan las camisas. Te contestará que no se arregla nunca y que es así. Y que lo de la sonrisa tampoco es para tanto. Que George Clooney la tiene más bonita.

9- No intentar disuadirle cuando, al fin de la primera cita, te diga que ni se te ocurra enamorarte porque tus hormonas no destilan en perfume que le pone a cien. Tú hazte la sueca y sigue arreglándote y tratándole como si tuvieras posibilidades. Aunque te siga mirando como si fueras la venus de Cirene. Pero vestida y sin mutilaciones.

10- Y, para terminar: nunca, lo que se dice NUNCA, le hagas ver que has detectado cualquier signo de debilidad tal como mirarte cuando cree que tú no te das cuenta, hacer algún elogio a tu peinado o a tu indumentaria o incluso, y ya rizando el rizo, echarte la mano encima aunque sea para evitar que te despeñes por un desfiladero. Mantén la dignidad y hazte la tonta.

Anexo: No está garantizado que este decálogo sea de utilidad. Es más; a mí jamás me ha funcionado.

#SafeCreative Mina Cb

domingo, 9 de julio de 2017

La imagen puede contener: planta y cielo 



Cuando las palabras se perciban como dardos venenosos
y todo intento de diálogo
se convierta en un análisis sintáctico

y los besos entablen
treguas más engañosas
que las de los tratados de la ONU

y el sabroso aperitivo se troque en rancio y turbio
café recalentado
que destroce el menú

y no haya melodía
que enmudezca al orgullo

ni olvido que devuelva
la paz a la memoria...

No sigas intentándolo:

Es hora del adiós.

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 8 de julio de 2017

La imagen puede contener: una o varias personas, montaña, cielo, exterior y naturaleza 



HACIA LA LUZ

Hay un dulzor oculto entre las lágrimas
de los mares salobres
que hacen resbaladizo el pavimento
de algunos callejones sin salida.

Es un crujido insomne y enmohecido
que acompaña a menudo a los adioses
e inunda de tristeza
la visión del amor desangelado
y no correspondido.

Hay un grito a los cielos, medio risa
medio alarido a la aventura,
unos labios que rezan al vacío
a un dios inexistente
y hacedor chapucero de milagros.

Hay un “may day”, un “socorro”, un ciento doce,
un “el que quiera vivir, que me acompañe”
al que nos aferramos
cuando todo se vuelve incomprensible
y ya no nos consuelan las palabras
ni las voces amigas
ni la música.

Pero aún así
sabemos

que seguirá girando el universo.

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 7 de julio de 2017

La imagen puede contener: una persona, exterior 



CUENTA ATRÁS

Quiero beber tu piel a tragos largos
antes que el tiempo pase
y acartone mis hombros
irremisiblemente
sin posibilidad de cirugía
que remedie el desgaste.

Quiero fagocitarte vorazmente
antes que nos sorprenda
el curso de la vida
y el mañana se torne
un cálido pasillo sin rincones
en los que desollarnos.

Quiero vaciar mi cuerpo junto al tuyo
antes que se terminen
tus ganas y las mías

y sólo quede el sueño
nostálgico y azul del resignado

colchón de la ternura.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 6 de julio de 2017

 


¿QUIÉN NECESITA UN REVÓLVER TENIENDO CIERTOS INQUILINOS?

Yo siempre había querido tener un animalito. Desde la infancia: un amiguito peludo y cálido con quien jugar. Pero mi madre que no quería ni oír hablar de mascotas, insistía en que lo que yo necesitaba no era un perro, sino un novio. Pero yo, que soy bastante cabezona, desoí sus consejos y en cuanto tuve un piso para mí solita me puse manos a la obra y, mira por donde, me tropecé a la vez con dos animales de compañía:
El primero era un chico moreno bastante resultón que me vaciaba la nevera y el cajón del embutido. El segundo era un felino más silencioso y menos gorrón.

Lo que yo no sabía por aquel entonces era que con las mascotas pasa como con los melones... que hasta que no los tienes en casa y los pruebas no sabes cómo te van a salir... Y una vez cerrado el proceso de adopción, adquisición o lo que sea, no hay manera de devolverlos a su lugar de origen...

Yo escogí una linda gatita de ojos verdes... era chiquitina, tenía la cabeza grande, y esas orejitas puntiagudas que hacen de los bebés felinos unas criaturitas tan adorables...

Cuando llegamos a casa, le coloqué una confortable cestita al lado del radiador y metí dentro una manta vieja... le puse un platito con comida y otro con agua y le preparé una bandeja de arena.
El animalito, para responder a mis atenciones, se escondió detrás de la pata de una mesa y permaneció allí durante varias horas, mirándome como si mi intención fuera la de engordarla para servirla en la cena de Nochebuena. Finalmente, me cansé de esperar a que saliera de su escondrijo y me fui a dar una vuelta.
Cuando volví a casa unas horas más tarde, la gata se había zampado toda la comida, se había hecho pis y caca en mitad del salón y yacía espatarrada sobre el sofá, ocupando mi sitio. Cuando intenté moverla, agitó su pequeña y dulce patita y me sacudió un zarpazo en la muñeca que estuvo a punto de costarme la muerte por desangramiento.
Entonces tuve claro que mi vida ya nunca iba a ser la misma; que, durante al menos 10 años, que es más o menos la esperanza de vida de un felino doméstico sano y bien alimentado, había de resignarme a compartir mi sacrosanto sofá con la fiera aquélla, y que ojito si sólo por un momento intentaba disuadirla de ello, porque entonces corría el riesgo de que me saltase a la cara para destrozármela mientras dormía la siesta.

Pero aquéllo sólo fue el principio: no sólamente era agresiva, sino también huraña... y viciosa. Lamía los golletes de las botellas de cerveza, y cuando alguien venía a casa, o bien se escondía en un armario, o bien bufaba, gruñía y arañaba a mis huéspedes... De hecho, este eventual riesgo de que mi mascota acabara con mi vida social, y sobre todo amorosa (estuvo a punto de despedazar a mi novio cuando éste se vino a vivir conmigo) fue lo que me hizo plantearme su abandono...

Pero... ¡Ay!
¿Alguien entre vosotros se ha embarcado alguna vez en la difícil tarea de desprenderse de un animal de compañía? Porque a ver, tú tienes un marido que se te funde la pasta y, aprovechando una de sus ausencias, haces las maletas, le dejas una nota en la nevera y luego le mandas a tu abogado y sanseacabó. Pero tienes una mascota que te maltrata y la cosa cambia. Si es un pez aún puedes echarlo por el desagüe, pero si es un gato o un perro y te planteas (sólo te planteas) desembarazarte de él... ¡Ay, amigo....! ¡Éso son palabras mayores!

Sí, porque primero te encuentras con el rechazo de la sociedad... sobre todo de la Protectora de Animales, que te dice que te jodas y bailes, que si fuera un hijo también tendrías que cargar con él... luego con el del veterinario adonde vas a comprar la píldora para poder adormecer a la fiera y echarle el guante para meterla en una jaula... y finalmente con el peor de los jueces...
¡¡¡Tu propia conciencia!!!
Que cuando ya has comprado la pastilla y tienes preparada la carne para esconderla, cuando ya has hablado con un amigo que cría gatos en el jardín de su casa y ha accedido a acogerla, cuando ya has preparado la jaula, cuando ya estás decidida del todo... La meteorología y tu Pepito Grillo se confabulan en tu contra y empieza a nevar.. pero no cuatro copos de nada...
No...
Un temporal como para organizar una carrera de trineos...

Y el animal te da pena... pobrecillo, míralo, con esos ojitos verdes, maullándote lastimeramente desde detrás de la pata de la mesa donde se escondió el día que lo trajiste a casa... y tus ojos se llenan de lágrimas... tantos recuerdos, tantas cicatrices en los brazos, tantos desgarrones en la colcha..

Y finalmente te acercas...
Lo abrazas...
Lloráis juntas...

Y le pones a tu novio las maletas en la puerta.

#SafeCreative Mina Cb
(Del blog "Bridget Jones era anglosajona y además de mentira")

miércoles, 5 de julio de 2017

La imagen puede contener: una o varias personas 



INSOMNIO

La vigilia se impone
dejando al descubierto las heridas

y la letra se rasga y se abre en dos
como atacada,
tocada por el filo de la espada de la decepción
y del desánimo

y el cielo es gris
y el frío enturbia las entrañas y los ánimos
y el alma se desboca,
despeñándose
pálida y absurda

por el húmedo y vertical pasillo de la angustia.

Y todo es
(no cabe duda alguna)
un espejismo oscuro
que el cerebro se inventa
para sembrar la duda y la discordia

y acabar con la paz.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 4 de julio de 2017

 



EL APASIONANTE Y ESPUMOSO MUNDO DEL CHAMPÚ

Confieso que mis conocimientos sobre cosmética son más bien elementales. De hecho, yo me había lavado el pelo toda la vida con uno de esos champús de marca desconocida, una litrona plástica rellena de líquido transparente, viscoso y discretamente perfumado que me quitaba la grasa del pelo. No me dejaba una melena como la de la Penéolope Cruz pero tampoco es que me haga mucha falta puesto que yo no aspiro a llamar a gritos a Pedro Almodóvar desde el escenario de un salón lleno de celebritys.
Pero el otro día una amiga me convenció de que a partir de una cierta edad (que no confesaré) lo mejor es utilizar un producto más específico a tus necesidades.

Así que me planté delante del lineal de los champúes del supermercado de mi barrio y allí fue donde realmente tomé conciencia de que había pasado toda mi existencia instalada en el pasotismo y la ignorancia.
Porque elegir un champú es más difícil que elegir un novio… ¡Qué digo un novio…!

Elegir un champú es más difícil que elegir un vestido de boda.

Para empezar, ahora ya no se utiliza la palabra “pelo”, que queda muy ordinario. Y en cuanto a la variedad, hace falta tener estudios superiores para decirse. Hay champús para rubias, para morenas, para pelirrojas, para teñidas, para canosas… hay champús para pelones y para pelados; para casposos y para grasosos; para recios y para débiles; para lisos, para rizados y para ondulados; para castigados, para quebradizos, para delicados… Para niños y mayores, para hombres y mujeres… hasta para caballos encontré. Y estoy segura de que existen incluso variedades para calvos. Y luego están los acondicionadores, los suavizantes y las mascarillas que siguen la misma gama. Y los productos para alisar, desencrespar, desrizar, colorear y decolorar. Y están todos juntos, que no revueltos en la misma balda, que aquello es como ver al ejército de Pancho Villa en formación, todos con gorros diferentes, mirándote de soslayo desde su atalaya e incluso alguno susurrándote al oído: “Cómprame a mí que llevo seis meses en esta estantería porque aquí no vienen clientes con el cabello moreno, casposo, frágil, ondulado, quebradizo y tendente a la caída”.

En fin, que tan perdida me hallaba que agarré por banda a una cajera que iba a pesar un manojo de plátanos y le pregunté:
“Vamos a ver, señorita, si yo tengo el pelo liso, fino y moreno… ¿qué se supone que tengo que utilizar? Porque, en base a la lógica, lo que debería hacer con mi pelo un champú específico para mi tipología es alisármelo y realzarme el moreno. Pero si nos atenemos a la naturaleza humana, que nunca está contenta con lo que tiene, el resultado debería ser una melena afro, rubia platino y recia como la pelambrera de un león. ¿Sabe usted, señorita, si las recetas de los champús obedecen a la lógica científica o a la fantasía del usuario? ¿Cree usted que si yo utilizo este producto voy a quedarme como estoy o, por el contrario, me voy a transformar en una obsesa sexual como la del Herbal Essences? ¿Voy a enamorar a Richard Geere? ¿Van a seguirme los hombres por la calle? ¿Voy a despertar pasiones? ¿Voy a saltar al estrellato? ¿Voy a cabalgar por las verdes praderas, cual Lady Ghodiva, los cabellos al viento y las domingas al aire? ¿Voy a aisistir a recepciones donde la anfitiriona reparta Ferrero Rocher? ¿Voy a…?

“Señora, - me interrumpió la dependienta, muy seria y sin soltar los plátanos- lo que su cabeza necesita no es un champú. Es un psiquiatra”

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 3 de julio de 2017

No hay texto alternativo automático disponible. 


LA MIRABA

La miraba como si los casquetes polares fueran a derretirse en ese instante y la humanidad estuviera condenada a perecer. Como si las alambradas de las fronteras estuviesen a punto de desaparecer y todos los pueblos hostiles pudieran enzarzarse y provocar en unas horas un conflicto de fatales consecuencias. Como si un violentísimo seísmo fuese a desencadenar la formación de gigantescas olas en todas las costas de la Tierra que borrasen para siempre cualquier signo de vida. Como si del cielo fuese a descargar una tormenta inacabable y pavorosa, un atronador diluvio luminoso y eléctrico que no dejase piedra sobre piedra. Como si el dinosaurio de Monterroso se hubiera materializado, mutando en gigantesco carnívoro, y fuese a devorar a todos los hombres y mujeres antes de que la ciencia diera con una solución para parar el holocausto. Como si un incurable cuadro depresivo se hubiese apoderado del ánimo del sol y este se apagase de forma repentina, cubriendo al mundo de frío y de tinieblas. Como si las bestias fueran a extinguirse, los campos a agostarse y el agua a evaporarse, y desaparecieran para siempre cualquiera de los elementos de la cadena alimentaria. Como si las flores, los árboles, el verdor de los paisajes, la música, la poesía y en general todas las cosas que embellecen la vida y que la hacen merecer la pena se fueran a convertir en humo y ya no quedase posibilidad de disfrutarlas nunca más. Como si el sentimiento del amor amenazara con extinguirse del corazón humano y él fuera el responsable de garantizar, con su mirada, la salvación del mismo.

Así la miraba.

#SafeCreative Mina Cb

Pinchar para el audio:
http://www.ivoox.com/miraba-audios-mp3_rf_19595086_1.html 

domingo, 2 de julio de 2017

 



DE NADIE

Existe un tiempo muerto
un vacío sin reglas
una hora de nadie
en la cual aún las frases
se formulan de modo interrogante
y el futuro son puntos suspensivos
y no se ha apoderado la rutina
con su implacable celo imperativo
del infinito espacio de los párrafos
con amplio interlineado.

Pues bien

es esa página
el lugar donde quiero que habitemos.

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 1 de julio de 2017

La imagen puede contener: exterior 



Instalarse en el reino del silencio

sin otra compañía
que un aliento cercano y afectuoso

y ver pasar la vida
saboreando todos sus matices

... y en paz

#SafeCreative Mina Cb
Imagen: Lavadero de Padules
(Almería)