viernes, 28 de junio de 2019




BUENA GENTE

Me trae sin cuidado 
si amas con vaselina 
o te la ponen pina 
los trajes de soldado.

Me da también lo mismo
si pasas de las chorras
y solo unas tetorras
te inyectan erotismo.

Me da igual si combinas
la barba con las medias,
o si montas comedias
en plan súper divina.

Me la pela si juntas
la carne y el pescado,
o te va el rollo sado
con látigo de puntas...

Pues paso largamente
de si eres bollo o torta:
a mí, lo que me importa,
es que seas buena gente.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 27 de junio de 2019




A MIS GAFAS

A mis gafas
(las de leer,
las buenas) 

les gusta jugar al escondite.

Se esconden por la casa
y luego no consigo dar con ellas.

Las llamo por su nombre,
en voz bajita, para no asustarlas,
esperanzada aún,

pero no me responden.

Rebusco en la mesilla,
aunque ya haya mirado cuatro veces
y aprovecho, de paso,
para tirar un kleenex arrugado.

Me voy a la cocina
y vacío el frutero,

no vaya ser que se hayan escondido
bajo un melocotón,
que a mí no me ha pasado
pero a una amiga sí.

Entro al cuarto de baño
y miro en los cajones del mueble del espejo,
en el plato de ducha...

hasta en el inodoro.

Pero nada de nada
así que voy al bolso de salir
aunque nunca las saco

y meto la cabeza por su boca
como si fuera un domador

y me encuentro las llaves del buzón,
que las perdí hace meses,
y un cargador de móvil de los de antes

y hasta un preservativo caducado
en el 2014.

Y va está cundiendo el pánico
pues ya mi preocupación no son las gafas
sino un brote de Alzheimer
y voy a la nevera
y casi la vacío, y justo entonces

¡Zas!

Recuerdo
que esta mañana,
mientras desayunaba
se me acabó el azúcar
y entonces,
al buscar el paquete en el armario
me acordé que no había preparado
los espaguetis para la comida,
y puse el agua,
y cuando hervía
los eché
y dudaba,
como de costumbre,
si se cuecen siete o diez minutos
y fue entonces cuando

cogí las gafas para asegurarme
mirando en el envase
para después...

(¡Bingo!)

meterlas
en el azucarero.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 25 de junio de 2019






La soledad
no solo habita entre los muros

y es por ello

(seguramente)

por lo que es imposible de esquivar.



#SafeCreative Mina Cb
Foto: Susana Tarragona



CENITAL

Estás ahí

en el estío
cuando el día despunta
y despego los ojos y te encuentro,

apagada y tranquila,
desdibujada aún en ese mundo
de penumbra que escapa
perezosa, 
del amarillo sol.

O incluso en el invierno,

necesaria y urgente
al tiempo que molesta

ráfaga incandescente
que me saca del confortable nido
para arrojarme al hielo
de la gris madrugada laboral.

Te miro

durante inacabables horas
en las nerviosas noches de vigilia:
pasiva e inquietante
esfera cenital.

E incluso,
y de reojo,

me sorprendo fijando mis pupilas
en tu vítrea silueta

en el momento exacto en el que el éxtasis
me expulsa de la tierra de los cuerdos
y me transporta a ese lugar idílico

donde el yo se diluye.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 24 de junio de 2019




Ojalá el más allá no esté muy lejos
y de ese modo puedas

ver a través de mí aquellos paisajes
a los que amaste tanto

y que tus pies ya nunca
volverán a hollar.

#SafeCreative Mina Cb

domingo, 23 de junio de 2019




VACACIONES

Aburrirse es un don extraordinario
que nos está vetado a los mayores
pero que causa muchos sinsabores
a los que peinan poco calendario

y sufren el hastío rutinario
de quienes, deseosos de labores,
no aprecian que sus vidas son mejores
ahora que trabajar no es necesario.

¡Qué largo es el verano sin escuela,
sin cuadernos, sin profes, sin lecciones,
sin pinceles manchados de acuarela!

Menos mal que nos quedan las canciones,
los amigos, la casa de la abuela...
¡Vaya rollo si no las vacaciones!

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 22 de junio de 2019




LA SARTÉN DEL MANGO

Pasa que, con el sueldo del alcalde,
estoy viendo que muchos que hace un año
ladraban en las redes todo el tiempo
de repente se quedan muy callados.

Que cobre más o menos el primero
de todos los ediles tudelanos
es normal que sea causa de debate
pues su sueldo entre todos le pagamos.

Y que unos le defiendan, y los otros
piensen que es excesivo su salario
también es comprensible, y eso al margen
de si quienes lo dicen le han votado.

Pero que callen los que hasta hace poco
opinaban de todo y todo el rato
me tiene, cuando menos, mosqueada,
y casi con los ojos como platos.

¡Qué fácil es hablar cuando uno vive
junto al que agarra la sartén del mango!

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 21 de junio de 2019




CAPERUCITA POSTAL

Hoy he enviado una carta muy especial. Era para un niño que me escribió y me dijo cosas muy chupis, como que era una diosa de la poesía y lindezas parecidas. Fue una historia bonita: estuve en su cole hace unos meses, con el “A todos mis amores” y me preguntó si alguna vez me habían mandado una carta de amor. Le dije que no y me respondió, resuelto: 

Yo te la mandaré.

Y ahí estaba, anteayer a mediodía en mi buzón, que menudo brinco di al abrirlo. Llevaba la dirección escrita en la parte superior izquierda, y es que yo creo que desde los reyes magos ese chaval no le había escrito a nadie. Y tenía muchas faltas de ortografía, de modo que aproveché que el chico me había confesado que se aburre para recomendarle que lea. Que eso es muy bueno contra el aburrimiento y también contra la mala ortografía (esto segundo no se lo escribí). Y le hice un soneto de niños que se aburren. Todo en una postal muy mona, que me costó lo mío dar con ella porque si vas a buscar tarjetas solo encuentras de cumpleaños, de amor y de festejos varios. Hasta tuve que abrir el paquete en la papelería, no fuera a ser que bajo el sobre pusiera algo en plan “Eres el hombre de mi vida” y la liase, que el chaval tiene once años y lo de la pederastia está a la orden del día. De modo que una vez finalizado el proceso postal-escritura-sobre, solo me faltaba el sello. Y me llevé un sorpresón cuando la estanquera me puso en el mostrador esta viñeta tan linda de Caperucita, que casi me hizo llorar de la emoción, moñas que es una. Y ya, camino del buzón, pensaba en la suerte de ese niño, que va al cole solo por las mañanas, que hace pirámides con palillos, que tiene despensa, agua caliente y vacaciones y que recibe cartas en cuyo sello aparece Caperucita en vez de Franco.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 20 de junio de 2019




QUE EMPIECEN OTROS

Estoy un poco harta de oír hablar de lo de cambiar el mundo. De que la peña se queje de lo que hay y no haga nada. De que el personal acuda a las urnas con la pinza en la nariz y vote al menos malo sabiendo que, mientras sigamos entrampados hasta el corvejón, aquí no hay nada que cambiar porque esto está más atado que la España del caudillo. Estoy harta de estas crisis que nunca acaban de acabarse. De los brotes verdes que amarillean sin haber llegado a madurar. Del miedo como sistema político, económico y social (sorry, las dos primeras acepciones son lo mismo). De los dirigentes que confunden liderar con imponerse. De la derecha temiéndole a la izquierda y viceversa cuando está bien claro que ninguna de las dos podría hacer gran cosa por realizar sus planes. Porque ahí están Europa, el G20, la CEE y toda esa caterva de carceleros que no nos dejan respirar. Estoy harta de que la gente diga que esto se va a acabar, como el frotar, y que el día menos pensado el sistema capitalista explota y hasta luego Lucas. Y estoy harta porque escucho estas palabras de bocas silenciosas y cobardes que no son capaces de rebelarse contra injusticias cotidianas y luego hablan de plantarle cara al más implacable de los dictadores. Y me río en su cara, sin ningún disimulo ya, y argumento que si no somos capaces de levantarnos ante las pequeñas tropelías, que como mucho nos cuestan una reprimenda de las gordas, cómo vamos a enfrentarnos a quienes tienen en sus manos la potestad de hacernos desaparecer de solo un clic. Y me parto la caja cuando oigo a la derecha amenazar con el coletas, o a la izquierda rasgarse las vestiduras ante Vox. Como si esos pobres diablos pudieran hacer algo, uno por desafiar al sistema capitalista, y el otro por intentar cerrar el grifo de la inmigración ilegal en la que España sirve de filtro para la farisea Europa.

Y es que quien crea que alguien puede hacer algo ya puede ir bajándose del burro porque de este tren no hay forma de apearse. El sistema es monolítico y al poder no le interesa que esto cambie. Y si no a las pruebas me remito: una campaña sucia y manipulado por los medios en la que nos escupían cada día sobre el plato lo de Venezuela, y el que vienen los rojos y el sálvese quien pueda. Y al final ya veis, más de lo mismo. La vuelta a lo de siempre, que es lo que nos mola. Que nos den por delante y por detrás. Que se llenen los bolsillos y se carguen el planeta, qué más da. Qué más da todo. El caso es que la liga continúe. Quedarnos como estamos y a lo nuestro, a protestar. Y oye, que si hay que cambiar el mundo lo cambiamos...

Pero que empiecen otros.

#SafeCreative Mina Cb

miércoles, 19 de junio de 2019




MARMOTAS

Debería estudiar algún sesudo
científico del gremio de farmacias
el córtex cerebral de los varones
y elaborar un buen remedio para
el insomnio, pues no sé muy bien como,
ajenos a que llueva, truene o caiga
el mismo armageddon sobre la tierra
duermen como marmotas bien cebadas.

Da lo mismo si ha ardido la cocina,
si el niño ha suspendido hasta gimnasia,
si el vecino ha sacado el blackandeker
o si la esposa llora a cataratas.
Ellos roncan felices y contentos,
ajenos a catástrofes y dramas,
da igual a la mañana que a la tarde,
en el sofá, en el coche o en la playa,
bajo un árbol, a pleno sol, al raso,
en bolas o tapados con la manta...

Duermen como benditos, como reyes,
como niños, sin padecer por nada,
ajenos al trajín que les rodea
y sin que les despierte ni una traca.

No sé si se pincharon con un huso,
les dieron a morder una manzana
o hay en ellos un gen narcotizante
que a nosotras, no sé por qué, nos falta.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 18 de junio de 2019






VICTORIA

Victoria, terremoto,
imparable ciclón, 
irreverente niña
que a nadie obedeció.

Victoria, cara de ángel,
rubio tirabuzón,
sangre azul en las venas,
fuego en el corazón.

Victoria entre las ramas,
inquieto ruiseñor,
las alas le fallaron
y al suelo se cayó.

Victoria languidece
sentada en un rincón,
pajarillo enjaulado,
orquídea sin color.

Victoria se despide
de los rayos del sol
sin saborear la vida
ni conocer varón.

Victoria, desde entonces,
lo mismo que un ratón,
deambula, traviesa
por cada habitación.

Victoria, torbellino,
suspiro juguetón,
sombra de una muñeca
que nunca se marchó.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 17 de junio de 2019





Acabas de pasar esa frontera
tras la cual los recuerdos se congelan
y se fijan en sepia a la memoria,
y se hacen las canciones homenaje
y el adiós es un trámite sin lágrimas

que hace tiempo empezó.

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 15 de junio de 2019




ANTE LA IMPOSIBILIDAD DE SER FELIZ
(en estos tiempos difíciles)

Tan solo te deseo:

Que nadie te envidie. 
Que la paella y la tortilla te queden en su punto.
Que no se marchiten tus plantas. 
Que ningún músico destroce tu melodía favorita. 
Que no necesites mendigar cariño.
Que el dinero no sea tu vicio ni tu preocupación 
Que la soledad nunca te pese.
Que el paso de los años sea clemente contigo.
Que te cuiden cuando estés enfermo.
Que entierres a tus padres cuando ya estén cansados de vivir.
Que la generosidad habite entre tus manos.
Que te lluevan abrazos desde todos los confines de la tierra.

Que la paz sea contigo

y que la risa jamás olvide el camino hacia tu boca.

#SafeCreative Mina Cb
Imagen: Leandro Lamas

jueves, 13 de junio de 2019




¿A que a ti te gustaría
que, si el día de mañana,
te fallase el corazón
algún muerto te donara 
el suyo, en vista de que
a él no le iba a hacer más falta?

¿A que conoces a alguien
que casi llegó a palmarla
y que gracias a un donante
no estiró al final la pata?

¿A que tú también has dicho
alguna vez en voz alta?
“A mí, una vez que haya muerto
que me quiten hasta el alma
pero no me hago donante
porque es mentar a la parca.”

Y es que hay algunos que piensan
que van a entrar en su casa
dos matones a robarles
la riñonera o el páncreas
si se hacen donantes de órganos
cuando aún no peinan canas.

¡Ya tendré tiempo más tarde!
¡Ya se encargará mi hermana!
¡Ya se ocupará mi esposa
que es como muy solidaria!

Y luego llega el momento,
la espichas sin firmar nada
y a la peña le da yuyu
que te rajen la carcasa...
y se comen los gusanos
lo que a otros les hace falta.

Deja, pues, de escaquearte
y, si crees en la causa,
hazte donante, que al cielo
se puede entrar sin entrañas.

#SafeCreative Mina Cb




Ahora
cuando te recuerde
ya no lo haré en pasado

sino en infinito.

miércoles, 12 de junio de 2019




Será porque sonríe y pinta el mundo
porque conoce el nombre de los pájaros 
o porque a fuerza 
de mirar al cielo
acabó por fundirse en su blanca inmensidad...

O quizás sea porque
esa manía suya de darle a todo alas 
ensancha los espacios

y no existen paredes 
ni rejas 
ni cortinas 

ni nada que entorpezca 
el paso de la luz.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 11 de junio de 2019




HORTOJRAFIKO

Se han convertido las redes
en un foro de patanes
que vomitan parrafadas
sin siquiera plantearse
darle al botón de “editar”
si han puesto “animal” con hache
o han colocado minúscula
al inicio de la frase.

Y mira que hay correctores
que, si te equivocas, hacen
una raya colorada
debajo del disparate
para que, al menos, compruebes
si has podido equivocarte
y así corrijas y no
quedes como un botarate.

Pero pasamos de todo
y ahí dejamos el dislate
y si alguno nos regaña
le tachamos de pedante.
Que escribir bien es de cursis
y que, al fin y al cabo, a nadie
tiene por qué molestar
que a las palabras les cambien
bés por uves, o les pongan
las tildes en cualquier parte.

Hartica estoy del “haber”
por “a ver” en los mensajes,
de la diéresis de “antigüo”,
del “Ola wapa ke aces”,
del descaro y la ignorancia
de iletrados y gañanes
que me llenan las pantallas
con sus fallos garrafales
y aún encima se mosquean
si se me ocurre enmendarles...

Debe de estar en su tumba
revolviéndose Cervantes
con tanto asno por las redes
despedazando el lenguaje.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 10 de junio de 2019




CUANDO TIENE IDENTIDAD


Menudo revuelo se ha montado con eso de la celebración del fin del Ramadán. Que vaya panda de vagos, dijo alguno. Que si no trabajaban, dijo otro. Que vaya idea de bombero la de los jesuitas de cederles sus instalaciones, apuntó el que no va nunca a misa. Ahí andaban todos de tertulia, mientras yo echaba el café en la mesa de al lado sin molestarme en exponerles mi teoría de que más vagos hay el veintiséis de julio por la calle y en la procesión, que esa semana parece que en este pueblo no trabaja nadie. O que ojalá no les toque tener que largarse de su país porque vengan muy mal dadas. O que los jesuitas no se dedican solo al rezo sino que también desempeñan una gran labor social, y si no que se lo digan a aquellos que se dejaron la vida en el Salvador hace unos años. Y que además las instalaciones son suyas y pueden hacer con ellas lo que les dé la gana. Preferí seguir escuchando en silencio todo ese rosario de tópicos con que se condena al que es distinto, sin pararse a pensar en su individualidad, mientras veía acercarse a una niña a la que vi crecer junto a su padre y a su hermano. La saludé por su nombre pero iba entretenida con su hermanito y creo que ni me vio. Los tres pasaron de largo y solo el padre dio las buenas tardes. Fue entonces cuando uno de los que más alto ladraban, le dijo al niño: “¿Es que no vas a saludarme hoy?”. Entonces el chiquillo se volvió, esbozó una gran sonrisa y se acercó al adulto, que le tendió la mano en alto para hacer un “chócala”.
Y yo me quedé muerta matada frente a mi café, pensando en si seguir callada o levantarme para decirle al tipo que si no se daba cuenta de que lo que acababa de hacer iba absolutamente contra su discurso, y que si ese niño, su padre y su hermana no eran parte del colectivo al que había estado poniendo a caer de un burro. Y que si la cosa cambiaba cuando a las personas se las saca del rebaño y se les ponen nombres, apellidos y una sonrisa como la del chiquillo aquél.

Pero no dije nada. Para qué.

#SafeCreative Mina Cb
Imagen: Ekilikua



LA DISTRIBUCIÓN DEL DISCO DURO

El otro día hablaba con alguien acerca de esas rencillas tontas e irreconciliables que hacen que perdamos la relación con personas que en su día fueron importantes para nosotros y que, además, extendamos esta inquina hacia quienes nos rodean, privándoles a sí de conocer a esas gentes y de juzgar por sí mismos. Y de cómo, y en el caso de que estos conflictos se produzcan en el entorno familiar, ese aislamiento afectivo nos puede abocar a arrojarnos, en la edad adulta, en brazos de cualquiera con tal de que nos den unas migajas de amor en lugar de buscarlo dentro de nosotros mismos, que es donde se halla.
Esto me llevó a pensar que, a menudo, el disco duro se llena de material innecesario y pernicioso que se va comiendo el espacio en el que deberíamos guardar hermosos recuerdos y emociones positivas. Y no pretendo con esto dar un discurso zen de esos de pon la otra mejilla y ama a tu enemigo. Simplemente pretendo expresar que considero inútil guardar basura en la cabeza. Que me parece que, igual que en casa nos desprendemos de las espinas del pescado después de haber disfrutado de su carne para que la cocina no se nos llene de gusanos, con la cabeza deberíamos hacer igual. Que a veces esas rencillas irreconciliables son bobadas y se puede pasar página y seguir frecuentando a esa persona, respetando nuestras diferencias, o bien la cosa no funciona y hay que distanciarse, o incluso mandarla a hacer puñetas si se ve que nos altera cada vez que la tenemos cerca. Que eso es como los matrimonios; que si no puede ser lo mejor es dejarlo y a otra cosa mariposa. Que la vida es muy corta como para andar perdiendo el tiempo. Y por eso a veces hay que poner en su lugar a esas personas y olvidar el mal rollo, abriendo las ventanas del cerebro para que entre el aire y salgan de paso esos gusanos malolientes que acabarán, si no, por invadir hasta el más bello rincón de la memoria.

#SafeCreative Mina Cb