sábado, 30 de noviembre de 2019




TARZÁN Y MACISTE

Tarzán y Maciste. Era lo que había. El cine de barrio valía menos de 10 pesetas y el otro, el de los mayores, donde ponían las pelis de Disney, más de 25.
Así que nos consolábamos pensando que Blancanieves, la Bella Durmiente y compañía no eran más que mariconadas para niños pijos.

Y allá que nos íbamos a pasar la tarde, con ese pedazo del bolsa de pipas que te aguantaba un Ben Hur con intermedio y aún te sobraban para el recreo del Lunes. Las pipas, el chicle y los regalices, que entonces no existían ni los Jumpers, ni las Ruffles de Matutano ni sofisticaciones como el Kinder Bueno. Allí, o te llevabas el chocolate de casa, o si tenías suerte y tu familia tenía pasta y erais pocos hermanos (y en consecuencia te daban una paga rockefelleresca), podías comprarte un Toblerone, que lo anunciaban en la tele unos hippies con melena y una cinta alrededor de la cabeza… Que porque yo era muy pequeña, pero con el paso de los años he entendido que el chocolate que estaban tomando los chavales aquellos no era precisamente Toblerone.

Pero a lo que iba. Tú te metías a las cinco en el cine, te tragabas el Nodo con su ración de generalísimo inaugurando pantanos y repartiendo premios a la natalidad y, al cabo de media hora y con más rayas que una cebra y más cortes que una carretera en obras, empezaban a proyectar la película, que siempre se iniciaba con un rótulo gordo escrito con caracteres de aire histórico y a continuación aparecía esa palabra que a mí me gustaba tanto: starring.
Y siempre terminaban ganando los buenos, y salía el The End, lo cual estaba muy bien porque sabías exactamente dónde de estaba el final, no como ahora, que empiezan a salir letras sobre la pantalla y dices: “Vaya, pues debe haberse terminado”, y te levantas de la butaca con cara de gilipollas, todavía esperando a que aparezca el starring o, mejor aún, a que pase algo.

Porque en esas películas siempre pasaba algo.
Tenían, como toda historia que se precie, planteamiento, nudo y desenlace: el planteamiento era casi siempre el secuestro de alguien por alguien, ejecutado con mucha profusión de mamporros, o incluso tiros, dependiendo del género del film. El nudo relataba la odisea del héroe a la búsqueda del desaparecido, repartiendo más leña (o disparando a más gente), para llegar así al desenlace, que consistía en entrar en la guarida del villano como un elefante en una cacharrería, cargarse a toda la banda, rescatar a la víctima y devolvérsela a su atribulada familia.
Y nosotros ahí, comiendo pipas y viendo al malo acercarse por detrás, y diciéndole a Maciste “¡¡¡¡Date la vueltaaaaaaa!!!!”, y sufriendo porque no nos hacía caso, hasta que en el último momento (200 críos chillando como hienas tenían que oírse desde los anillos de Saturno), el héroe se daba la vuelta, y... ¡¡¡Toma!!!, noqueaba al enemigo de un derechazo en el mentón. Y nosotros aplaudíamos como si fuera una final de la Champions y el Barça acabase de encajarle al Liverpool el gol de la victoria en el último segundo, y pataleábamos, y saltábamos encima de las butacas, y al son de la música de trompetas y el The End desfilábamos, aún comiendo pipas, camino de casa, comentando las mejores secuencias y soñando con que un héroe como ese entrase un día en el colegio y le atizase a don Vicente la paliza que se merecía…

#SafeCreative Mina Cb
Del blog "Bridget Jones era anglosajona y, además, de mentira".

viernes, 29 de noviembre de 2019




Es el desencanto un sentimiento amargo 
que se va abriendo paso poco a poco 

demoledoramente 

cuando la expectativa se convierte en imposible 
o aún peor 

en lejano recuerdo
reacio a abandonar nuestra memoria.

#SafeCreative Mina Cb

miércoles, 27 de noviembre de 2019





VERTELLIS

Se han sacao los holandeses
de la manga un jueguecito
de mesa que, según dicen
va a ser el último grito.

No es un chisme digital
con multitud de botones
y una pantalla con luz
y dibujos de colores.

No es un tablero con fichas
y dados como el parchís
ni tiras porque te toca
ni hay un vencedor al fin.

Es más bien una baraja
pero sin reyes ni sotas
que nos propone preguntas
para que hablemos de cosas

en plan “¿De qué te has sentido
más orgulloso en la vida?”
“¿Qué te gustaría ser
de tener alternativas?”

“¿Hay algún sueño secreto
que quisieras realizar?”
“¿A quién quieres más, confiesa,
al papá o a la mamá?”

O sea, las divagaciones
que, cuando no había móvil
tenías con tus amigos
un sábado por la noche

y que ahora, como la peña
va por ahí empantallada
nos las tienen que apañar
las tarjetitas de marras.

“Vertellis”, que en castellano
es como “cuéntame más”.
En fin... lo que hasta hace poco
hacíamos en el bar.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 26 de noviembre de 2019






Se separaron por una cuestión alimenticia. Ella se nutría de recuerdos y él de expectativas.



#SafeCreative Mina Cb


lunes, 25 de noviembre de 2019




CARTA A UNA DESCONOCIDA

Sé que no soy quién para meterme en esto. Quiero decir que tú y yo no tenemos apenas relación. No soy de tu familia ni de tu círculo más próximo. No me has hecho ninguna confidencia y no puedo tener ninguna influencia sobre ti, pero si no te lo digo reviento.

Lo que vas a leer es muy duro: durísimo. Puede que llores, que te asustes. Por eso te aviso: a tiempo estás de romper este papel y a otra cosa mariposa. 

Dicen que nadie es quien para decirle a nadie lo que debe hacer, pero yo soy muy de no cargar con cosas en la conciencia. Y me jodería, aunque bien es cierto que hasta me lo podría perdonar, que ese chico te pillase por banda y llegase a darte la paliza que no te pudo dar el otro día.

Lo que no podría perdonarme es que te matase sin haber intervenido.

Estas cosas no pasan solo en las películas, mi querida niña. Estas cosas pasan en la realidad y son irreparables. Es probable que él no quiera hacerte daño, pero un chaval enamorado y ciego no mide las consecuencias. Y seguramente que él está convencido de que te quiere. Yo eso ya no lo sé. Pero ese amor, en caso de serlo, se ha convertido en algo enfermizo que puede hacer que, en un arrebato, te haga daño o incluso te pueda llegar a matar. Y te lo quiero decir, aunque probablemente sea contraproducente, porque no puedo callarme. No quiero callarme. Me callaría si supiera que te está engañando, que se está gastando tu sueldo en drogas o en apuestas. Aunque tuviera la realidad delante de los ojos no te lo diría. Porque solo cada cual puede decidir si le interesa o no ver la realidad o bien prefiere seguir viviendo una mentira. Pero cuando la vida está en juego y nos callamos nos convertimos en cómplices de lo que pueda suceder.

Eres una niña. Tienes toda la vida por delante. Esto pasará y verás el sol, y el rompecabezas que tienes en la mente acabará por armarse y aparecerá un paisaje lleno de color. 

Pero ahora tienes que ponerte a salvo. Yo no voy a decirte qué has de hacer puesto que tú lo sabes. Pero tienes que ponerte a salvo. Tienes que alejarte de él e impedir que pueda acercársete de nuevo. Por tu bien y por el suyo. Por el suyo para que olvide y se recupere.

Y por el tuyo para que los que te rodeamos no tengamos nada que lamentar.

#SafeCreative Mina Cb

Pd: Siento si he sido dura, pero, como mujer que soy, me siento en la obligación de protegerte.

domingo, 24 de noviembre de 2019





DE ALTA GAMA

La otra noche tuve una pesadilla terrorífica. Soñé que me había comprado un BMW de alta gama, de esos que salen por la tele deslizándose elegantemente sobre el asfalto que dibuja curvas en lo alto de un acantilado. Uno de esos automóviles de lujoso interior en los que huele a cuero y a maderas nobles y que van equipados con todo tipo de novedades tecnológicas, en plan ordenador de abordo, conexión wifi y pantalla de televisión para los ocupantes. Uno de esos vehículos con los que es imposible tener un accidente porque, en cuanto te acercas a cualquier masa, salta un dispositivo de alarma que te pone los pelos como escarpias y hace que enmiendes la maniobra de inmediato. 
Uno de esos chismes. 
Y la verdad es que el sueño fue cualquier cosa menos idílico, porque me pegué toda la noche muerta de la angustia, sin parar de escuchar el pitido avisador y sintiendo todo el tiempo cómo los objetos circundantes iban moviéndose hacia mí, independientemente de que estuvieran o no dotados de vida. A cada nuevo aviso del sistema daba un brinco en la cama, temerosa de esa primera raya que duele más que que te arranquen toda la dentadura en vivo; de ese bollo que te destroza como ser arrollada por un tanque; de esa rascada del embrague que se te clava en el corazón lo mismo que el descubrimiento de una infidelidad de tu pareja. Pasé la noche temblando y sin poder despertarme, incapaz de abandonar aquella pesadilla con olor a cuero y a maderas nobles, pensando en la factura del cambio de aceite o de neumáticos y convencida de que, ni siquiera el triste consuelo de ir a ligar más que ninguna de mis amigas, me podía compensar de la tremenda ansiedad de saberme una pésima conductora y de tener, por tanto, la certeza de que, más tarde o más temprano, ese hermoso automóvil terminaría lleno de abolladuras. 

Y me desperté con la certeza de que algunos coches nacen, no para ser disfrutados, sino para ser sufridos. 

Al menos si caen en manos de gente como yo.

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 23 de noviembre de 2019





ADIÓS

Cae al fin el telón 
y cesan los latidos 

y la paz se abre paso 

como una nube blanca y transparente 
sobre la que ir flotando 

con los ojos cerrados 
y sintiendo en el rostro 

la caricia del sol.

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 22 de noviembre de 2019




... QUE PENSAR EN TI

No hago otra cosa que pensar en ti 
y ya no tengo más motivaciones.

Se acabaron las tórridas pasiones 
que antaño lo eran todo para mí.

No hago otra cosa que pensar en ti:
en tus asuntos, en tus decisiones,
en el tono de tus declaraciones.
Nada es más importante para mí.

Ya no busco en el cielo inspiración
ni me quedo colgada en las alturas.
Para mí eso ha perdido la emoción.

Y es que, habiendo un político en acción:
¿Quién necesita de otras aventuras
con las que alimentar la inspiración?

#SafeCreative Mina Cb
Imagen: Nestor Kirchnner

jueves, 21 de noviembre de 2019




ADALIDES DE LA DIPLOMACIA

Ya me imagino yo a los de la embajada israelí rasgándose las vestiduras cuando Tudela decidió hacerles el vacío. Llamando al presidente del país y a éste dejándolo todo para encerrarse a llorar en el lavabo. Telefoneando a su mamá. Y a Trump, para decirle “los tudelanicos no nos quieren”. Buscando nuestra ciudad en el Google maps y convocando al consejo de ministros. Pidiendo mediación a la ONU mientras se declaraba el estado de emergencia en el país. Haciendo ondear la bandera a media asta y redactando un comunicado en el que manifestaba su tristeza y su estupor. Porque son buena gente. Un pueblo que pasó las de Caín cuando los faraones, que si no manda Dios las siete plagas aún están ahí, acarreando piedras para las pirámides. Y luego esa peregrinación por el desierto. Cuarenta años dándole a la rótula hasta alcanzar la tierra prometida. Y después lo de los nazis. Que menos mal que son una raza empática, que si no menuda la hubieran podido liar con los perversos palestinos, esos okupas de mierda que andan tras el muro jodiéndoles la vida todo el tiempo con sus piedras y sus kalashnikov. Mala gente los hijos de Alá, ya se sabe. Siempre armando jaleo. Y ellos claro, tienen que defenderse. Los de la estrella digo. Los buenos. Los que tienen amigos influyentes. Como nosotros. Que hemos decidido enmendar el error y decirles que pelillos a la mar y que donde dije digo digo Diego y que coleguis otra vez. Y que, ya puestos, podrían pasarse a probar nuestras verduras. Y a ver nuestra catedral y nuestra judería. Lo que queda de ella, porque una buena parte se la cargaron cuando hicieron la plaza de la escuela de idiomas. Pero eso no se lo vamos a contar, claro. Les organizaremos una visita guiada con mucho protocolo y mucho pincho de verduras y alguna jota si hace falta, para que se vayan contentos. Y si se cruzan por la calle con alguno de los numerosos musulmanes que pueblan el casco viejo les diremos que tranquilos, que nuestros moritos son gente de paz que ni tiran piedras ni disparan. Y que se han venido aquí, no porque estuvieran a disgusto en su país, sino porque Europa es, como Israel cuando los faraones, la tierra de donde manan la leche y la miel. Y ellos entenderán nuestra benevolencia. Y le darán al alcalde unas palmaditas en la espalda y después se encerraran en su despacho para hablar de sus cosas importantes.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 19 de noviembre de 2019






ÁRBOL

Érase una vez un hombre árbol. Lo era como otros son pájaros o peces o incluso reptiles. Y era hombre porque ese fue el género que le tocó al nacer. Porque del mismo modo hay mujeres árbol, o pájaros o peces o reptiles. E incluso mujeres mariposa.
Pero a lo que iba. Que era uno de esos seres que nacen encerrados en una piel humana y que parecen personas como todas, con sus brazos y sus piernas y su nariz por la que respirar y sus orejas tras las que sujetarse el pelo. De niño hasta jugaba al balompié con sus amigos, y luego ya siendo mocito fue a las discotecas y conoció chicas y eso. Y se buscó un trabajo y madrugó y tiró la casa por la ventana en vacaciones porque eso era lo que hacía todo el mundo. Mas se sentía extraño sin saber bien por qué. Era una cosa interna, como un desasosiego que nada producía pero que estaba ahí. Eso y su irresistible inclinación hacia los árboles desde que recordaba. Su interés por ser rama y tronco y albergar a los pájaros y denudarse con la llegada del otoño y convertirse en refugio para caminantes en tardes de tormenta. Y de ese modo, conforme fue creciendo cada vez se separaba un poco más de lo real y ese agujero interno se iba haciendo más hondo y más oscuro. Hasta que sucedió y llegó ese día en que lo supo. Que él no era de este mundo y que debía volver a su lugar. Y huir y hacerse leño y hoja y estaciones y musgo y sol y amaneceres sonrosados.

Árbol al fin.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 18 de noviembre de 2019




LOS ROJOS

A ver si es verdad que ahora
que van a mandar los rojos
se le acaba de una vez
a alguno por fin el chollo
y empiezan a pedir cuentas
a empresarios y famosos
que, o se lo llevan a Suiza,
o no lo declaran todo.

Y ya puestos a pasar
la aspiradora al país
que investiguen bien a fondo
el tema de Urdangarín
y que si hay algún Borbón
que sea un poco pillín
lo lleven a Alcalá Meco
o a donde tenga que ir.

Y si es caso, y ya que hablamos
de la familia real,
opino, modestamente
que no estaría tan mal
una reforma del viejo
texto constitucional
y, si sobra la corona
pues sobra... y no se hable más.

Y que se acaben los puestos
honoríficos que ostentan
ilustres expresidentes
en más ilustres empresas
y que se consiga así
que la energía no sea
un artículo de lujo
en esta Españita nuestra.

Y que digan a los bancos
que, a quien se quede sin curro
y no pague la hipoteca
por carecer de recursos,
no le podrán desahuciar
y, además de sin un duro,
dejarlo en la puta calle
e hipotecado hasta el culo.

Y que aquellos gobernantes
que robaron pasta al pueblo
sean juzgados sin usar
con ellos otro rasero:
que les metan un buen puro,
que devuelvan el dinero
y que en la cárcel estén
como el resto de los presos.

Y que a aquellos empresarios
que presionan al currela
para que, día tras día,
trague carros y carretas
con eso del “Si te vas
veinte esperan en la puerta”
les manden a un inspector
ante la menor sospecha.

Que vaya a la sanidad
y a la educación la pasta
que ahora acaba en los bolsillos
de tanto y tanto canalla.
Que no haya tanto chorizo
gestionando las contratas
y que funcione el eslogan 
de que "el que la hace la paga".

Que las mujeres podamos
ir seguras por la calle,
que nos protejan los jueces
y demás autoridades,
pero que también se ocupen
de esos desgraciados padres
que son, después del divorcio,
tratados como patanes.

Que aseguren la pensión
de las personas mayores,
que quien reciba una ayuda
la reciba en condiciones,
que no sea este un país
de vagos o de peones
que trabajen cuatro días
y el resto del año cobren.

A ver si es verdad que ahora
que van a mandar los rojos
no se llenan los bolsillos
como han hecho siempre todos.

#SafeCreative Mina Cb

domingo, 17 de noviembre de 2019





AGUJA POWER

Yo me empodero cosiendo
como Alicia, la de Vox:

dobladillos y jaretas,
ojal, carrete, botón,
nesga, entretela, bodoque,
alfiler, hilo, patrón,
acerico, jaboncillo,
lorza, costura, punzón,
pliegue, tijera, pestaña,
metro, solapa, festón,
frunce, canilla, hilo hueco,
presilla, pinza, galón,
bolsillo interno con broche
y bolsillo de plastón.

¡Qué alegría, qué alboroto!
¡Qué enorme satisfacción!
¡Qué realizada me siento
gracias al enhebrador!
¡Qué gozada la puntada!
Mejor que un buen revolcón.
¡Viva el punte y el pespunte!
¡Bravo por la confección!
¡A la mierda el feminismo!

La aguja mola un montón.

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 16 de noviembre de 2019




MÁRTIRES DE TELEFÓNICA

Si conecto el Imagenio 
no me funciona el YouTube.
Si me encierro en la cocina 
me hace el wifi Tururú.

Si me mandan una foto
y está de bajón la red
ya puedo dar por sentado
que hoy no he de poderla ver.

Pero eso sí, al terminar
el mes, sin ningún reparo,
Telefónica de España
me hace llegar el sablazo.

Y si llamo a Vodafone
o los de Orange o a Euskaltel
no me ofrecen garantías
de una conexión fetén.

Siempre estamos con lo mismo...
Les diga lo que les diga
la respuesta siempre es:
“Es que en tu barrio no hay fibra”.

Yo no sé cómo le irá
la red al ayuntamiento
pero si es como en mi casa
no creo que estén contentos.

Que como tenga el alcalde
un servicio como el mío
como le corra prisa algo
se puede dar por jodido.

Así que, señor Toquero,
déjense de zarandajas
y póngannos ya la fibra
aunque tengan que hacer zanjas.

Que está conexión de mierda
que padece el casco viejo
en pleno siglo XXI
es más propia del medievo.

Y si no quieren ni zanjas
ni cables porque hacen feo
que nos paguen las facturas
el muyilustreayuntamiento.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 14 de noviembre de 2019




Deberían existir lugares concebidos específicamente para gritar: rincones a los que uno pudiera acudir cuando la angustia le aprieta tanto el corazón que parece que van a reventarle los ventrículos y soltar allí todas las emociones que el alma no es capaz de gestionar; espacios discretos en los nadie nos escuchara ni nos pidiera explicaciones; sitios en los que nos fuera posible ser libres de gritar como lo somos de reír en cualquier parte; inmensas zonas vírgenes en las cuales abandonar la rabia, el desencanto, el desamor o la impotencia y de las que salir desnudos y con el alma limpia y renovada.

#SafeCreative Mina Cb

miércoles, 13 de noviembre de 2019




HEMICICLO

Mi querido señor Sánchez,
después de tanto choteo
en dos días nada más
parece que ya hay gobierno.

Lo que no ha sido capaz
de hacer en más de seis meses
lo ha hecho de domingo a martes...
¡Señor mío, hay que joderse!

Lo del “Ahora sí” era cierto,
pero con tantas promesas
cualquiera se lo tragaba
en este país de feria.

Pues nada, mister Moncloa,
ahora forme usté hemiciclo
y devuélvanos la pasta
que ha gastado en tanto circo.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 12 de noviembre de 2019




¿ES EL ENEMIGO?

Rin, rin... ¿Es la calle Génova? ¿Está Pablo? Que se ponga. Oye, mira, Pablo, que soy Pedro. No, Picapiedra no. Sánchez. Pedro Sánchez. Sí. El del debate. ¿Que no caes? Que sí, hombre. Sáchez, el de la Moncloa. El mismo. Que es para lo del gobierno. A ver si quedamos un rato que como convoquemos otras elecciones nos ponen a los dos en la puta calle. Si quieres ya paso luego a buscarte en el Falcon y nos vamos a algún sitio tranquilo y ya lo hablamos si eso. ¿Que hoy no te vine bien? Pues nada, oye, ya quedamos mañana... pues va a ser por tiempo. Total, con la de meses que llevamos sin gobierno, un día más... ¿Que tampoco puedes mañana? Mira, Pablo, que esto es serio, que hablamos de España ¿eh?. De gobernar España. ¿Que le diga al Coletas? No, que los bancos no me dejan. Y además mira el batacazo que se han dado, con tan pocos diputados imposible. Oye, ya podías sacar un hueco. Mañana digo. Si no hay Champions y eso. Que es un momento solo. A ver cómo nos repartiríamos las carteras. No sé... fomento y hacienda para nosotros y el resto ya se verá. Si quieres os damos servicios sociales y así ponéis a una chica. No sé; cualquiera. ¿Que no te parece bien? Vale, ya lo hablamos. Pero dime y paso a recogerte. Ah... que mañana tampoco puedes. Pues el jueves entonces. Que tampoco. ¿Que has quedado con quién? ¿Con el del cara al sol? ¿Pero tú estás tonto o qué? Que ya tenemos a las feministas en pie de guerra con lo de la violencia de género. ¿Tú qué quieres? ¿Que nos la líen el ocho de marzo? ¿Que les mande a quién? ¿A los Geos? ¿Pero tú eres imbécil? ¿Cómo que tampoco es para tanto? A ti te están lavando el cerebro los de Vox, y como pactes con ellos y con la Arrimadas te vas a enterar. Como me quitéis el gobierno os meto de aquí a un par de años otra moción de censura y os cagáis patas abajo, fachas de mierda. Aparte de que antes pacto con los nacionalistas que dejaros el poder. Sí, con los nacionalistas. Y los tenéis cuatro años en el gobierno como me llamo Pedro Sánchez. ¿Que soy un qué? ¿Un vendido? ¿Un incompetente? ¿Un irresponsable? Mira quién habló, que tienes menos credibilidad que un chiste de Jaimito, que te está comiendo los votos la extrema derecha. ¿Cómo? ¿Que la culpa es mía por sacar a Franco? ¿Mía dices? La culpa es vuestra por no pararles los pies a esos nostálgicos de mierda, que han conseguido más votos que Podemos. En la vida había estado la derecha tan dividida como ahora. ¡Ay, si Fraga levantara la cabeza! ¿Que Felipe qué? ¿Que ya me gustaría a mí tener el carisma de Felipe? Pero oye, pijo de demonio, ¿tú quién te has creído que eres? A mí no me insultes que he ganado las elecciones. Vamos hombre, vaya humos. Yo que te llamaba de buen rollo para ver si podíamos llegar a algún acuerdo. Pues te vas a tomar por culo... ah, no, que los de derechas no hacéis esas cosas. Ya me llamarás, ya, que no pienso cogerte. Borraré tu número y te bloquearé en el whatsapp... pues bueno soy yo. ¿Cómo que qué va a pasar con España? ¿Y a mí qué me cuentas qué va a pasar con España? Pues ya veremos, pero desde luego que contigo no gobierno. Vamos, faltaría más.
Antes convoco elecciones otra vez.


#SafeCreative Mina Cb
Imagen: ElLapiz Loco

lunes, 11 de noviembre de 2019




EL GENIO DE LA URNA

Pensaba ayer tarde que esto de votar es un poco como mandarles una carta a los reyes magos. Que al principio lo haces con ilusión por inocencia, pero que resulta que cuando ya te hueles la tostada o más bien directamente te han descubierto el pastel pierde todo su encanto porque sabes que, por mucho que pidas, te van a traer lo que les dé la gana y el hipermegarrobot superfantástico se va a convertir en un chándal y unas zapatillas del Decatlón. Y eso al principio, porque luego, poco a poco, acabarás amontonando frascos de colonia o directamente nada. Y si resulta que, como hice yo, emerges del sofá para ejercer tu derecho al voto justo después de haber visto Aladín, la cosa resulta aún más patética. Porque el de la peli es un genio de verdad, de ley, que sirve a su señor sea noble o villano, pero es que los de las papeletas son genios del tres al cuarto, hechiceros de pacotilla cuyo truco estrella es el de hacer desaparecer el dinero de los bolsillos del contribuyente. Y que además ejecutan sus trucos sin que se los pidas. Tú los sacas de la lámpara después del escrutinio y hala, toma suledazo, cargo post presidencial y pensión hasta que Dios los llame a su café. Por los servicios prestados, que manda webs. Que ya podían ser como el de la peli, que al final Aladino lo libera y el hombrecillo hace sus maletas y desaparece del palacio para siempre jamás. Pero estos antes explotan que renunciar a sus emolumentos vitalicios. Y que son una tropa, oye. Desde que Franco la palmó llevamos manteniendo dirigentes, y lo que nos queda. Y escribiendo cartas a los reyes cada cuatro años. O cada tres. O cada dos. O cada pocos meses.

Vaya, que nos saldría mejor lo de la lámpara. Y sin reyes además.

#SafeCreative Mina Cb