sábado, 23 de enero de 2021


 

LA IMPORTANCIA DE TENER SALUD

La otra mañana, a la hora del café, hablé con un desconocido de la importancia de tener salud.
La cosa vino a cuento de las nuevas restricciones. La chica de la cafetería se lamentaba de que la están volviendo loca con tanta norma. Y de que así no hay quien saque adelante un negocio. Y un chaval que andaba por allí la trató de consolar, diciendo que mientras haya salud lo demás es accesorio. Yo, por solidarizarme un poco con la moza, argüí que bien, que vale, pero que a ver qué haces sano y sin medios de subsistencia. Y el zagal respondió que cuando hay salud el dinero se puede conseguir por uno u otro cauce. Y ahí fue donde salió mi yo fabulador e iniciamos una apasionante charla acerca de que para planear un atraco hace falta que te funcionen las meninges, y eso sin salud no pasa. Y que para conducir el coche desde el punto A hasta el punto B necesitas que rule la motricidad, y sin salud de eso nada. Y que, una vez llegados al lugar (pongamos una sucursal bancaria), es necesario estar dotado de unas mínimas dosis de arrojo y energía para entrar con la media, encañonar al vigilante, disparar al aire, inmovilizar al director y tomar como rehenes a clientes y empleados, amén de ser capaz de gestionar el estrés, cosa que sin salud es imposible, para más tarde salir del lugar a toda zapatilla y huir con el botín y luego ya , si eso, a salvo en cualquier paraíso fiscal y tras haberse sometido a una operación de estética (sin salud lo mismo ni aguantas la anestesia), disfrutar con salud de lo ganado.

Solo una cosa mala.

Se me olvidó pedirle el teléfono al chaval.

#SafeCreative Mina Cb

viernes, 22 de enero de 2021


 

PERIMETRAL

Por ti

me saltaría yo el confinamiento,
me arriesgaría a una multa sin cuento.
Me enfrentaría a la guardia foral.

Por ti

me lanzaría a la ruta sin frenos,
esquivaría radares y cepos
y montaría un pifostio bestial.

Por ti
me plantaría en un tris en tu pueblo
para arrancarte los labios a besos.

Pero mi novio lo lleva fatal.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 21 de enero de 2021


 

DISTANCIA

Si tienes, amigo, el mar
en tus ojos cómo puedes
no acertar a ver el rio
que sobre él sus aguas vierte.

Si tienes, amigo, el cielo
dentro de tu corazón
no entiendo que no te atrevas
a escribirle una canción.

Si tienes, amigo, el verso
cautivo entre tus entrañas
por qué no coges la pluma
y le permites que salga.

Si tienes amigo, amor
capaz de abarcar el mundo
no temas dárselo a otros
pues no has de quedar desnudo.

Si tienes, amigo, miedo
de lo que está por llegar
no por frenar más el paso
lo has de poder evitar.

Si tienes, amigo, amigos
que viven en tu recuerdo
ya deberías saber
que nunca estarás muy lejos.

#SafeCreative Mina Cb 

miércoles, 20 de enero de 2021


 

Me acompañan el barro
y las últimas nubes de la tarde

y ese silencio bello y despacioso
con que el día se apaga y se despide

mientras el río acoge
el nítido perfil de mi ciudad.

#SafeCreative Mina Cb
Imagen: Jose Miguel Jiménez Arcos

martes, 19 de enero de 2021


 

CORRECTORA SECRETA
(ya no te ajunto)

Tengo yo una correctora
fantasma que me bloquea
en las redes, mas si meto
la gamba me mensajea.

Me anuló hace algunos días
en el Facebook y en Watshapp
por una chorrada de esas
impropias de nuestra edad.

De hecho, la otra mañana
la vi, y aunque en el momento
pensé en soltarle un par de hostias
le estampé en la frente un beso.

Pero como ella es muy digna
y siempre tiene razón
me mantuvo bloqueada
porque la mala soy yo.

Aunqueeeeee… mira tú por dónde
si en Los cuentos de Minina
se me escapa alguna falta
agarra, la muy ladina,

y me manda una captura
del error por el Wathsapp
(después de desbloquearme)
y me vuelve a bloquear.

Y por eso yo al final
he puesto en marcha una treta
para ver si así la cojo
con las manos en la tecla:

Y es ir colando gazapos
en Los cuentos de Minina
y esperar la corrección
para así pillarla en línea.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 18 de enero de 2021


 

CIUDAD DE LA LUZ

Hay que ver cómo le gustan
las luces a nuestro alcalde.
Ya nos quedó bien patente
las pasadas Navidades.

Cuánta bombilla en el cielo.
Qué derroche de color.
Esto, en lugar de Tudela
parecía Nueva York.

Pero como Navidad
es solo una vez al año
y para que el personal
no ande muy desanimado

ha decidido el muy ilustre
iluminar las rotondas
y que los pasos de cebra
compitan con las farolas.

Y ahora sales por Tudela
de noche y el resplandor
es tal ya que recomiendan
el uso de bronceador.

Ciudad de la luz ya somos
y en cuanto pase el Covid
le haremos la competencia
al mismísimo París.

#SafeCreative Mina Cb

domingo, 17 de enero de 2021


 

ASIMOV

A veces me pregunto cómo serán los directores generales de las grandes empresas. Sí, esas donde trabaja tanta gente; esas donde curran un domingo a las 7 de la tarde para que yo pueda comprar por Internet un vestido y me llegue al día siguiente.

Esas.

Me pregunto cómo serán: si tendrán familia, hijos, amigos con los que quedar a tomar unas cañas y unos pinchos el sábado a la tarde. Me pregunto si tendrán a su alrededor personas con las que poder disfrutar de lo que a muchos privan. Me pregunto incluso si, de vivir solos, tendrán un perrillo que les espere tras la puerta para morderles los tobillos cuando lleguen a casa. Y es que, como bien decía un buen amigo mío hace muchos años, el que inventó el turno de mañana de las fábricas no se ha levantado a las 5 en su puñetera vida. Y menos en invierno, que sales de la cama y se te viene el mundo encima. O los turnos de noche, que cuando llegas a casa no sabes si prepararte un café, un colacao o unos huevos fritos con chorizo. En fin; que a veces me pongo a darle a la cabeza y me pregunto cómo serán; quiero decir si una vez que se vayan a su casa y estén disfrutando con los suyos pensarán por un momento en el pobre desgraciado que está pasando la noche bajo la luz de un fluorescente, a veces por ganar un poco más y otras porque no le queda otro remedio ante la amenaza de despido si no acepta. Me pregunto si dormirán tranquilos, sí comerán a gusto los domingos sabiendo que hay personas qué están echando el festivo en una fábrica, en un taller, en unos grandes almacenes, sin poder disfrutar de su familia Me pregunto si serán gente normal. Y también me preguntó cómo habrán hecho para llegar adonde están: si serán legales y lo habrán conseguido por su propio trabajo o si, por el contrario, habrán ido escalando compañero a compañero hasta llegar al lugar más alto el escalafón. Me pregunto qué sentirán cuando se queden solos, cuando perciban cómo los comentarios se interrumpen a su paso, cuando reflexionen acerca de la esclavitud que su poder acarrea, no sólo a los otros sino también a ellos mismos. Me pregunto si alguna vez se plantearán si sería posible vivir mejor con menos. Bajar el pistón de la exigencia; volver a lo de antes: el tiempo libre y las pequeñas cosas. Repartir el trabajo para así trabajar todos y trabajar menos. Me pregunto si tendrán a alguien que les quiera, no por lo que son sino por cómo son. Me pregunto si serán conscientes de hacia dónde vamos y del mundo que van a dejar para sus hijos Y me pregunto, a veces, cuando las directrices a seguir son tan absurdas y tan inhumanas que me parece imposible que hayan sido concebidas por un cerebro de persona, si no hemos sobrepasado ya a la era que Asimov vaticinaba, y que ni siquiera ha sido necesario que las máquinas tomasen el poder ya que nosotros mismos nos hemos convertido en fríos robots esclavos de la competitividad y la codicia.

#SafeCreative Mina Cb